Wednesday, January 3, 2018

Legalización primero, amnistía parcial después

Claudio Lomnitz

Este primero de enero se abrió la venta legal de la mariguana en California. ¡Bravo!

Ese mismo día, George Shultz, quien fuera secretario de Estado nada menos que de Ronald Reagan, firmó un artículo con Pedro Aspe, publicado en el New York Times, declarando que la Guerra Contra las Drogas, que viene operando desde tiempos de Richard Nixon, ha fracasado. Y mientras tanto, en México seguimos en las mismas. El país que ha entregado más vidas a la Guerra Contra las Drogas, será el último en cambiar de rumbo.

La declaración reciente de AMLO en el sentido de que estaría dispuesto a amnistiar a los narcos encarcelados tiene su lado bueno y su lado malo. El lado bueno, que vale mucho apreciar, es que hay al menos un candidato que está en disposición de dar un golpe de timón, y cambiar la dirección de las cosas. La valentía importa en el momento actual, y la declaración de López Obrador tiene ese mérito, nada desdeñable.

El lado preocupante que tiene la salida al conflicto sugerida por AMLO, es lo poco pensada que pareciera estar, aun habiendo tenido 11 años de guerra para estarla cavilando.

La descriminalización de las drogas –el paso a su regulación como una serie de sustancias nocivas para la salud– es una medida previa e indispensable, que se requerirá antes de cualquier amnistía, parcial o total. Sería, me parece, razonable, liberar a los presos que están en la cárcel por cultivo o distribución de drogas (aunque de ninguna manera a los que están ahí por algún crimen violento, como secuestro o asesinato), pero una medida así sólo tendría sentido después de haber descriminalizado esas actividades. De otra manera, le estaríamos pidiendo al sistema judicial que libere presos sólo para sustituirlos por otros, nuevos, que fueran cayendo por haber violado la ley. La amnistía es una medida transitoria, que podría ser útil después de haber cambiado el régimen legal de la economía de las drogas.

Por eso, la comparación que trazó Andrés Manuel con los procesos de paz en El Salvador no son demasiado afortunados, en primer lugar porque las fuerzas beligerantes que existen en México están animadas por los ingresos provenientes de la droga y no por reclamos sociales estilo reforma agraria. En segundo lugar, la comparación es desafortunada porque las tasas de homicidio en El Salvador de hoy son entre tres y cuatro veces superiores a las de México, debido justamente a los problemas de la criminalización de la droga en ese país también: el proceso de paz salvadoreño no salvó a ese país de la devastación de la guerra de las drogas. El tema mexicano no es sólo el de abrir una conversación de paz entre fuerzas beligerantes, sino ante todo cambiar la política hacia las drogas.

La violencia mexicana mana de la criminalización de las drogas, porque ese comercio trajo consigo ingresos extraordinarios a grupos sociales que quedaron criminalizados de entrada, y cuya expansión se ha dado, por tanto, desde la ilegalidad, y no desde otra parte. Así, cuando Los Zetas se decidieron meter al negocio de la migración, lo hicieron desde el poder de las armas y desde la ilegalidad, y cuando Los caballeros templarios le entraron al negocio del aguacate y del limón, lo hicieron también desde ahí mismo. Cuando el cártel de Sinaloa le entró a las empresas mineras de Chihuahua, lo hizo desde la ilegalidad... Y lo mismo vale para las empresas de los más de 200 grupos delincuenciales pequeños que pululan por todo el país – Guerreros Unidos, Ardillas, Viagras, etcétera.

Al quedar criminalizada la producción y el tráfico de drogas, el ingreso extraordinario que dejaba ese negocio le confirió también un poder extraordinario de expansión económica y política a grupos u organizaciones que quedaron de entrada fuera de la ley, y que tenían sin embargo los medios para ampliar sus actividades desde ese margen. Deprime un poco que todavía no tengamos siquiera eso claro, o que si nuestros políticos lo tienen claro, que no se atrevan a dar los pasos necesarios para proponer un esquema de transición a la paz realista.

México tiene derecho a proponer alternativas arrojadas a la estrategia fallida de la criminalización de las drogas. Es un derecho conferido por la destrucción sin par de que ha sido objeto. Lo confieren los muertos que ha traído la guerra, y lo confiere cada comerciante que se ha visto obligado a pagar un derecho de piso al narco. Lo confiere también cada consumidor que ha tenido que pagar sobreprecios por los costos de transacción impuestos por el narco, y cada agricultor que debe pagar cuotas por recoger su cosecha. Lo confiere cada habitante que vive con temor por el poder desregulado de las armas de quienes participan en una economía ilegal que se derrama por todas partes.

Mientras los ingresos extraordinarios del tráfico de drogas sean criminalizados, el poder creciente de quienes participan de esa economía se realizará necesariamente desde la ilegalidad. Debemos exigirle a nuestros candidatos una ruta clara de salida de esta guerra. Esa ruta quizá deba transitar por una amnistía parcial, como ha sugerido López Obrador, pero para tener éxito, la paz necesitará antes una política franca de regulación, que le ponga fin a la economía criminal. Tomemos el ejemplo de California, y hagámoslo nuestro: ampliémoslo. La Guerra Contra las Drogas es ya un fracaso a voces, y México ha sido su principal víctima.

Friday, December 22, 2017

Estudiantes de la UAP generan biocombustible sólido a partir de los residuos de café

  
 

Estudiantes de Ingeniería en Energías Renovables, de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), generaron un biocombustible sólido a partir de residuos de café, con el cual es posible reemplazar la leña y el carbón utilizados en zonas rurales. Con ello contribuyen a proteger la salud de estos habitantes, pues la segunda causa de muerte en estas comunidades son los problemas respiratorios.
Esta contribución tiene un doble beneficio: se reducen la erosión de suelos –al aprovechar los residuos del aromático que son desechados al ambiente– y la contaminación ambiental –el biocombustible sólido de café produce hasta 1.3 menos emisiones de monóxido de carbono y 0.5 partes por millón menos de dióxido de carbono, que la leña y el carbón.
Ricardo Sarmiento de la Torre, Óscar González Loera, Salvador Jiménez Avelino e Iván López Nuñez diseñaron el prototipo de una máquina que procesa los residuos del café –el pericarpio y el endocarpio– y los convierte en briquetas con peso aproximado de 200 gramos, un diámetro de 10 centímetros y dos centímetros de ancho, los cuales generan un poder calorífico semejante al de la leña y el carbón.
De cada kilo de residuos se producen cinco briquetas y cada una, al quemarse, alcanza una temperatura de hasta 300 grados y se mantienen encendidas de 20 a 30 minutos –el carbón no rebasa los 5 minutos.
En el procesamiento del café, los productores utilizan aproximadamente 30 por ciento de la cereza, lo que quiere decir que el otro 70 por ciento son residuos que al tirarlos erosionan el suelo. “De esta forma buscamos ayudar a las personas de las zonas rurales que dependen totalmente de la leña y el carbón, ya que podrían utilizar las briquetas para cocinar o calentar sus hogares. Además, esto contribuiría al cuidado de su salud”, señaló Ricardo Sarmiento.
Óscar González informó que hicieron estudios térmicos, de residuos sólidos y de cromatografía de gases de las briquetas para confirmar que emiten menor cantidad de contaminantes que otras fuentes de energía, como los arriba mencionados. De esta forma corroboraron que el biocombustible sólido de café genera hasta 1.3 menos emisiones de monóxido de carbono y 0.5 partes por millón menos de dióxido de carbono que la leña y el carbón.
Salvador Jiménez dio a conocer que otro objetivo de este trabajo es proporcionar un apoyo económico y social a las comunidades, por lo que se pretende enseñar a las personas a fabricar sus briquetas para autoconsumo, así como también generar un valor agregado a los productos de café que comercializan.
“Nos enfocamos en zonas que se dedican a la producción de café y visitamos la comunidad de San Cristóbal Xochimilpa, en Zacatlán, donde les proporcionamos capacitaciones para mejorar sus productos y su producción, de modo que ellos obtuvieran mayores ganancias”, indicó.
Otro problema es que muchas de las personas que viven en las zonas rurales talan y deforestan los bosques de manera incontrolada para obtener la leña que les sirva como combustible o fuente de calor, por lo que con las briquetas también se evitará esta situación, comentó.
Entre los planes del equipo de estudiantes –quienes fueron asesorados por la académica de la FCE, Alicia Paniagua Solar– está formalizar su propia empresa, que llevará el nombre de Brim (Briquetas de México), dedicada a la producción de briquetas en grandes volúmenes. Su idea es también incluir a las personas de estas comunidades, para que formen parte de la organización en alguno de los procesos y sean beneficiadas.
Además, pretenden mejorar el proceso de producción de las briquetas para hacerlo más rápido, e incluso trabajar con residuos de otros cultivos como maíz y sorgo. Cabe señalar que con este proyecto los estudiantes de la FCE participaron en la Competencia Nacional Enactus 2017, en la cual obtuvieron el tercer lugar nacional. También fueron finalistas en el Tercer Concurso de Prototipos de Innovación Tecnológica 2016 y asistieron al Congreso Internacional de Estudiantes de Energía 2017.



Monday, December 4, 2017

Maduro enfrentará el bloqueo de EU con el petro, nueva moneda virtual


Afp y Reuters
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de diciembre de 2017, p. 26
Caracas.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este domingo la creación del petro, una moneda virtual respaldada por la riqueza petrolera del país sudamericano para enfrentar el bloqueo financiero de Estados Unidos impuesto en agosto.
“Quiero anunciar que Venezuela va a implementar un nuevo sistema de criptomoneda a partir de las reservas petroleras. Vamos a crear el petropara avanzar en materia de soberanía monetaria, para hacer transacciones financieras, para vencer el bloqueo”, anunció Maduro en su programa dominical de televisión.
Venezuela incursionará en el mercado de las monedas virtuales con el petro, ante la devaluación de 95.5 por ciento del bolívar (su moneda), y sus graves problemas de liquidez provocados por la crisis política y económica que atraviesa el país petrolero, aunado al bloqueo multinacional que le cerró el acceso a los mercados financieros internacionales, hecho que le impide mitigar su déficit fiscal, estimado en unos 12 mil millones de dólares para 2018.
Las sanciones internacionales contra Caracas también complicaron sus operaciones de comercio exterior y los planes de Maduro para renegociar la deuda externa soberana de Venezuela, de unos 150 mil millones de dólares y de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, la inflación en Venezuela superará 2 mil 300 por ciento en 2018.
Ante esta crisis, el petro estará vinculado a la riqueza gasífera y a las existencias de oro y diamantes, además del petróleo, del cual Venezuela posee las mayores reservas del mundo, indicó Maduro.
Esto nos va a permitir avanzar hacia nuevas formas de financiamiento internacional para el desarrollo económico y social, subrayó el mandatario, quien revisará todos los contratos de petróleo y cargos directivos en medio de la purga en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) tras los escándalos de corrupción que llevaron a la cárcel a un ex presidente de la firma estatal y a un ex ministro de Petróleo: Nelson Martínez y Eulogio Del Pino, respectivamente.
Maduro también anunció la creación del observatorio del blockchain, que es la plataforma más segura de software para para comprar y vender monedas virtuales.
Lo anterior, en momentos en que el país y PDVSA fueron declarados en default parcial por un grupo de acreedores y agencias calificadoras por pagos atrasados de capital e intereses de bonos por 90 mil millones de dólares.
El tema de las monedas virtuales no es nuevo para Venezuela, considerado por especialistas como un paraíso para producir la principal moneda virtual, el bitcoin (11 mil 300 dólares por unidad) por los ínfimos costos de la energía.
Los analistas estiman que decenas de miles de personas realizan esta actividad en el país para protegerse de la inflación, pues pueden cambiar sus ganancias por dólares o más bitcoins.

Friday, December 1, 2017

La Casa Blanca, bajo sitio ilegal


Nueva York. Michael Flynn, ex asesor de Seguridad Nacional, se volvió este viernes el funcionario de mayor rango del gobierno de Donald Trump en caer en la investigación del fiscal especial sobre la posible colusión de socios de Trump con los rusos en las elecciones estadunidenses y, aún más alarmante para la Casa Blanca, anunció que está cooperando plenamente con la indagación, informando que sus contactos con los rusos fueron realizados en coordinación con otros integrantes del circulo intimo del presidente, incluyendo posiblemente su yerno.
ADVERTISING
El exgeneral Flynn, quien también fue asesor cercano de Trump durante la campaña electoral, fue formalmente acusado ante un tribunal federal de un solo cargo: mentir al FBI sobre sus contactos con el entonces embajador ruso en Washington Sergey Kislyak en diciembre del 2016, durante la transición presidencial.
La acusación es mucho menor de lo que podía haber enfrentando Flynn por varios delitos adicionales. Se informó que el acusado está ofreciendo información muy valiosa al equipo del fiscal especial Robert Mueller a cambio de no enfrentar más acusaciones, y aparentemente, para librar a su hijo de potenciales cargos criminales.
Pero lo que más sacudió a Washington fue la revelación de que Flynn - según los fiscales y los documentos que se presentaron en el tribunal hoy para presentar y sustentar los cargos - no actuó de manera solitaria al comunicarse con el embajador ruso en dos ocasiones durante la transición presidencial en diciembre del año pasado, sino en coordinación con otros dos integrantes de máximo nivel del equipo de transición que no fueron nombrados en los documentos. Diversas fuentes con conocimiento directo del asunto han revelado a varios medios que uno de ellos es Jared Kushner, yerno y asesor de Trump.
Más aún, según ABC News, Flynn está dispuesto a testificar que el propio Trump le ordenó hacer contacto con los rusos, inicialmente para abordar el tema de colaboración sobre Siria. Hasta recientemente, la narrativa de la Casa Blanca ha sido que Flynn actuó por su propia cuenta y sin el conocimiento del presidente y otros colegas de alto nivel en sus relaciones con el embajador ruso entre otros.
Las interacciones con Kislyak eran parte de esfuerzos del equipo de transición de Trump para influir en asuntos de política exterior, una sobre sanciones contra Rusia y otra - a petición del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu - sobre una resolución condenando a Israel en la Organización de Naciones Unidas. Estos esfuerzos potencialmente violan leyes estadunidenses que prohiben a ciudadanos privados interferir en asuntos diplomáticos entre Washington y otros países.
“Mi declaración de culpabilidad y acuerdo para cooperar con la oficina del Fiscal Especial reflejan una decisión que tome en el mejor interés de mi familia y de nuestro país. Acepto plena responsabilidad por mis acciones”, afirmó Flynn en un comunicado
Con esto, según observadores y expertos legales (y no pocos deseosos) la soga se apretó alrededor del cuello del círculo íntimo del presidente.
Flynn es ahora el cuarto asociado de Trump en ser formalmente acusado por el equipo de Mueller - los otros son el ex jefe de la campaña y su socio, junto con otro asesor quien ahora también esta cooperando con los investigadores - pero Flynn es la figura de mayor perfil en ser acusado hasta la fecha, y el primero que fue asesor tanto en la campaña electoral como en el gobierno.
Especulaciones de todo tipo circularon de por qué Flynn decidió cooperar en la investigación contra su ex jefe y colegas, incluyendo que fue para salvar a su hijo de una persecución legal (junto con su padre, había realizado negocios con intereses turcos posiblemente ilegales), o porque los gastos legales para defenderse eran cada vez más altos, e incluso porque se sintió abandonado por Trump.
La Casa Blanca aparentemente fue sorprendida por la decisión de Flynn de declararse culpable y cooperar plenamente con el equipo de Mueller, reportó Politico. De hecho, poco después de que Flynn apareció ante el juez, la Casa Blanca canceló un evento de prensa con Trump programado para esta tarde. Hasta el cierre de esta edición no ha habido un solo tuit presidencial sobre el asunto.
Ty Cobb, el abogado del presidente encargado de manejar los asuntos relacionados con esta investigación, trató este viernes de distanciar a Trump y a su gobierno de Flynn,al subrayar que el ex asesor trabajó en la Casa Blanca por sólo 25 días antes de ser obligado a renunciar y que “nada en las declaraciones de culpabilidad o el cargo implica a cualquier otro más que al señor Flynn”.
Después de haber sido calificado por Trump como una “persona maravillosa”, de prestar sus credenciales militares a un candidato sin ninguna experiencia para ser comandante en jefe y de ser considerado para la vicepresidencia, hoy fue identificado por Cobb como sólo “un ex funcionario del gobierno de Obama” (donde fue por un tiempo director de la Agencia de Inteligencia de Defensa).
Vale recordar que un día después de que Flynn fue obligado a renunciar a mediados de febrero, Trump sostuvo una entrevista privada con el entonces jefe del FBI, James Comey, quien encabezaba la investigación que Mueller heredó donde le sugirió “soltar a Flynn”. Comey fue despedido de su puesto por Trump a principios de mayo en lo que críticos consideran un intento de obstrucción de justicia (acto que se supone forma parte de la investigación del fiscal especial). Mueller fue nombrado por el subprocurador general de Estados Unidos después de que esta conversación fue revelada por el New York Times en mayo, entre otras cosas (el procurador general Jeff Sessions sigue recusando de todo este asunto por sus propias interacciones durante la campaña con el mismo embajador ruso). Como señala este viernes el Washington Post – el primer medio en reportar las conversaciones entre Flynn y Kislyak - “hay una línea directa entre Trump buscando proteger a Flynn y el nombramiento del hombre que eventualmente podría haber volteado a Flynn contra Trump”.
Para algunos expertos legales como el ex fiscal federal y subprocurador asistente Harry Litman, esto podría ser el primer paso hacia la posibilidad de cargos de destitución (impeachment) contra el presidente y que el testimonio de Flynn podría dibujar “un escándalo de proporciones históricas” que podrían ser equivalentes a Watergate o Iran-Contra en sus dimensiones, escribió en el New York Times.
Todo esto está generando mayor paranoia en la Casa Blanca, reportan medios, y posiblemente nutrirá el éxodo de personal a fines de año que ya se pronosticaba antes de esta noticia. En torno a esto, Trump desmintió las versiones que circularon esta semana de que estaba por expulsar a su secretario de Estado Rex Tillerson de su gobierno, calificándolas de “fake news”, en un tuit.
Flynn, quien en los mitines electorales donde frecuentemente presentaba a Trump solía invitar el coro de “encarcélenla” que se volvió rutina en la contienda contra Hillary Clinton - algo que hizo incluso en la Convención Nacional Republicano – este viernes tuvo que escuchar “encarcélenlo” de un grupo que lo esperaba a la salida de su cita en el tribunal federal.
Mientras tanto, se oye en el trasfondo el eco de las preguntas claves de Watergate: ¿que sabía el presidente, y cuando?

Sunday, October 29, 2017

Interesantes planteamientos contradictorios

Antonio Gershenson
S
e enciman entre sí conflictos políticos. Por un lado, el caso Odebrecht, que ha dado lugar a los juicios a empresas con este nombre y a su dueño, en varios países, y que aquí sigue siendo impune, ha generado más diferencias en México. Como aquí se seguía protegiendo a este brasileño, se destituyó, para tener un supuesto culpable, al Fiscal Especializado para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).
Por otro lado, los partidos Morena y PRD exigieron agilizar las investigaciones sobre Odebrecht y sus actividades aquí que involucraron a funcionarios mexicanos, mencionados incluso en juicios de otros países. Se habló del periodo inicial del actual gobierno.
Al mismo tiempo, se dejó ver al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, como importante e incluso como posible candidato presidencial del PRI, sin decirlo expresamente. Estuvo en actos con empresarios y criticó, sin mencionarlo claramente, al candidato de Morena. Ese secretario tuvo el apoyo del ex líder empresarial Claudio X. González.
En su discurso en la Cumbre de Negocios, el martes 24 de octubre, Meade señaló como su enemigo, sin mencionarlo por su nombre, a Andrés Manuel López Obrador. Se refería de hecho a las elecciones de 2018: Daríamos un paso atrás si hubiera la elección de un populista en nuestro país. Yo creo que le vamos a ganar, pero no va a ser fácil, porque ese señor tiene lo suyo y ha estado trabajando por 18 años.
Sin embargo, ni siquiera el PRI está unido en torno a Meade. En el mismo ejemplar de este periódico del miércoles 25, que informa lo anterior, se publica una entrevista, que ocupa casi toda una página, la 15, con Ivonne Ortega; que por lo menos algunos recordaremos que hace años fue gobernadora de Yucatán, quien llegó también por el PRI, y sigue siendo activa en él.
Dice que si un candidato a la Presidencia que no fuera del PRI (califica como tal al secretario de Hacienda), eso alejaría a muchos priístas. Cita a algunos candidatos del PRI a gobernadores.
Ahí está Quintana Roo, en que Carlos Joaquín se fue al PAN-PRD. Por tanto, le dimos un gobernador al PRI-PRD. Y lo mismo ocurrió en otros estados.
Desde enero pasado, la citada Ortega dejó su puesto de diputada, para buscar la postulación presidencial. Son 10 meses de campaña, después de años en posiciones del PRI.
Se incluye en la entrevista su opinión sobre la posible candidatura del PRI, del secretario de Hacienda. Dice que ya son litros de tinta para promoverlo como candidato presidencial, sin ser del PRI.
Ortega explica al reciente reglamento del PRI, donde el Consejo Político avaló que un candidato simpatizante no tiene la obligación de afiliarse a ese partido.
Dice también que si el citado secretario renuncia a su puesto para ser candidato, estaría dejando las obligaciones relacionadas con los daños de terremoto.
Como vemos, se dan aspectos contradictorios entre sí, esto último y lo relacionado con Odebrecht.Ya nada más falta que de repente salga otro elemento, aún secreto, para complicar más el cuadro.

Saturday, October 21, 2017

Miles protestan en Barcelona contra medidas de Rajoy

Thursday, October 19, 2017

El huracán Trump