Sunday, January 15, 2017

Desde inicios del sexenio, la promesa de los "3 millones"

Antonio Gershenson
D
esde principios de este sexenio empezaron las promesas. Una de ellas era la de una producción de 3 millones de barriles diarios de petróleo en México, para 2017.
Entró de la mano con la reforma energética. Confío en que no se desmienta esta afirmación, porque somos demasiados los que lo recordamos, y está publicado en múltiples vías. Hubo comentarios y críticas incluso desde el extranjero.
En una reciente publicación de Pemex, vimos que la cantidad de petróleo crudo producido el pasado noviembre fue de 2 mil 72 barriles diarios, la mínima en mucho tiempo. Nada más lejano que los 3 millones de barriles diarios (b/d) prometidos a principios del sexenio. El primer año de completo del gobierno, esta sesión tuvo una producción de 2,522 miles de barriles. La mencionada cantidad más reciente es 20 por ciento más baja que la inicial cantidad del primer año. Ya nada más falta que lo nieguen, como con lo del aumento del precio de gasolina y otros productos, que dicen que nunca prometieron nada de lo que prometieron. En números redondos, ofrecieron un aumento de 500 mil barriles diarios, y hubo una reducción de 500 mil barriles diarios.
Según los planes de Pemex para aumentar la producción conforme a esta promesa presidencial, eran los siguientes aumentos de producción:
• 280 mil b/d de aguas poco profundas (someras) del Golfo de México;
• 190 mil b/d de campos maduros (eufemismo por bastante agotados), y
• 125 mil b/d de los pozos de Chicontepec.
• Se mantendría el nivel de producción de los principales yacimientos productivos (la mayoría ya estaban en decadencia).
Ya hemos mostrado el estado pésimo, la producción no sólo muy baja sino en decadencia y el costo altísimo de Chicontepec.
De ahí que era obvio que no sólo era totalmente irreal la promesa de 3 millones de barriles diarios, sino que la decadencia de la producción de Pemex de crudo iba a ser cada vez mayor.
Vamos a comentar cada uno de los cuatro componentes que supuestamente iban a aumentar mucho la producción de petróleo.
Para mantener la producción de los principales yacimientos se necesitaban, por un lado, inversión, y por otro, mantener un trabajo técnico de exploración y explotación relacionados entre sí. Pero los burócratas corrían de su trabajo a varios de los que sí sabían, y no contrataban por capacidad, sino a los cuates o a los cuates de los cuates. Ya se sabe que es costumbre de estos gobiernos pasar a funcionarios de una rama a otra, sin importar sus conocimientos y experiencia.
Lo de las aguas poco profundas, éstas requerían una importante inversión, y ellos prefirieron, en el mejor de los casos, entregarlo a trasnacionales, que demostraron que buscan dinero y no petróleo.
Lo de los campos maduros es una estupidez, precisamente porque al ser maduros ya están en ­decadencia.
Y lo peor es lo de los 125 mil b/d de los pozos de Chicontepec. Ya hemos visto que, en cuanto a producción de crudo, Chicontepec pasó de producir 75 mil barriles diarios en enero de 2013, a 39 mil en octubre de este año. Bajó 52 por ciento en un cuatrienio, precisamente el del gobierno actual. Y es el proyecto más caro, además, aunque para ellos eso era una ventaja, porque les tocaban mayores mordidas. Recuerdo también que es un proyecto que se entregó ya desde antes a trasnacionales, con el mito de que, si bien es cierto que son caras, son muy eficientes.
Así como se les hizo fácil prometer una producción de petróleo crudo de 3 millones para 2017, ahora inventan otras mentiras para encubrir los aumentos de precios que decidieron, de manera directa, a la gasolina y a otros medios de generación de energía, y de manera indirecta a alimentos y a muchísimas cosas más.

Saturday, January 14, 2017

Jonás

Gustavo Gordillo
T
rump. Es la expresión extrema y grotesca del neoliberalismo que emergió con Reagan y Thatcher hace más de 30 años. Si al principio encarnó, frente al derrumbe del comunismo y del estatismo, la esperanza de un futuro mejor basado en la iniciativa individual y la meritocracia; terminó asomando su verdadero rostro. El rostro despiadado de un mundo de los poderosos, que lo son no por azar o menos aún por esfuerzo propio, sino por captura de rentas, por negocios turbios, por manipulaciones políticas y por la degradación ética de las sociedades humanas. Su rechazo a las intervenciones encubría la necesidad adictiva de un Estado al servicio del interés de los ricos. Esa adicción por un Leviatán para los encumbrados corría pareja al odio inveterado hacia los pobres. Los pobres lo son –cuántas veces lo hemos oído– por flojos y tontos, y en consecuencia no tienen merecimientos para ser apoyados por el Estado. Cuando más, por la beneficencia privada. A lo anterior se añadía, basada en la idea thatcheriana de que la sociedad no existía, el rechazo brutal a toda forma de organización y de solidaridad. En el mundo de la racionalidad egoísta, si acaso eran necesarios programas sociales debían ser individualizados y esencialmente basados en la buena voluntad de sus patrocinadores. La anomia social ha sido el producto. También el impulso a las formas extremas de lo que podría denominarse el capital social negativo personificado en el crimen organizado. La llegada de Trump y su club de modernos robber barons –así le llamaron a finales del siglo XIX a lo que hoy se conoce como capitalismo de compadres– es la continuación por otros métodos de la consigna atribuida a Deng Xiaoping, enriquecerse es glorioso, o de la frase del famoso Gordon Gekko, la codicia es buena.
Obama. Cuán lejos y nostálgica suena esa frase que transportó tantas esperanzas: sí se puede. Obama el lírico, el docto y forjador de tantas sueños. Nadie ni nada podrá borrar esos imponentes discursos desde la convención demócrata en 2004 hasta la más encendida convocatoria a la aceptación de la diversidad racial en Filadelfia casi al fin de su campaña de 2008; su llamada a un nuevo comienzo en las relaciones entre Estados Unidos y los musulmanes en El Cairo, o cuando galardonado con el Premio Nobel de la Paz, expresó que Estados Unidos no podía esperar que otros cumplieran las reglas del juego si para empezar este país no las cumplía, o la increíble elegía del Amazing Grace cantada en memoria a los nueve afroamericanos asesinados en Charleston. Pero si los discursos han sido fuente inagotable de inspiración, sus logros no son menores: desde sacar al país de la debacle económica, fortalecer el respeto a la diversidades o el gran programa de salud. Todo lo cual parece estar a punto de desaparecer de un plumazo. En su discurso final como presidente, Obama empero envía un gran mensaje de esperanza subrayando que el cambio no puede venir sino cuando la gente se implica.
México. Nuestro país va ser objeto de la más viciosa campaña contra lo que somos y lo que representamos. Trump nos odia no porque le quitemos empleos a los estadunidenses –a lo que él contribuye–, no porque llevemos drogas a Estados Unidos –quien verdaderamente las lleva es la demanda adictiva de parte de la sociedad en no pocos casos alimentada por las empresas farmacéuticas–, no porque los indocumentados violen leyes –cuando él se ha permitido burlarse de todas las leyes desde las fiscales hasta las financieras y penales–; sino porque somos diferentes.
Frente al egoísmo debemos oponer solidaridad, frente a la fragmentación, el apoyo recíproco. Las limitaciones de la clase política mexicana que son más que evidentes deben ser superadas con inteligencia y sobre todo generosidad y empatía. Por ello rememoro, como lo hizo ayer Juan Villoro, a John Berger y Alain Tanner.
De haber tenido un hijo le nombraría Jonás y en 2000 habría cumplido 25 años.
Twitter: gusto47

Wednesday, January 11, 2017

Trump reitera: se construirá muro fronterizo y México lo pagará

David Brooks, corresponsal |  miércoles, 11 ene 2017  19:48

Invertir en el imaginario económico

Claudio Lomnitz
A
yer el líder laborista inglés Jeremy Corbyn se declaró en favor de que en Inglaterra se declare un salario máximo; es decir, un tope superior de cuánto puede recibir un individuo como remuneración por su trabajo. El principio no me parece malo. El dinero entre quienes tienen ha llegado hoy a extremos obscenos.
Los multimillonarios de hoy tienen tanto, que el principio de propiedad mismo comienza a perder sentido. La relación entre trabajo, propiedad y personalidad que en su momento esbozó John Locke no tiene nada que ver con la riqueza de hoy. Así, busqué en Wikipedia cuánto valen Carlos Slim, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos, etcétera. Según esa fuente, Slim vale abajito de 50 mil millones de dólares, Gates vale abajito de 84 mil millones, Zuckerberg arribita de 52 mil millones, y por ahí se van. ¿Qué puede significar tener algo así?
Este problema del sentido de poseer, del sentido de la propiedad, fue tratado de forma memorable por Orson Welles en la película El ciudadano Kane, donde el protagonista, inspirado en el magnate William Randolph Hearst, se construye un castillo con bodegas repletas de trofeos adquiridos en el mundo entero; sin embargo, muere pensando en un humilde trineo, Rosebud, que tuvo en su infancia feliz, mucho antes de enloquecer de poder y soledad.
Los magnates austeros saben algo de eso –Carlos Slim quizá sea un ejemplo– y suelen imaginarse a sí mismos como custodios antes que como amos absolutos de la riqueza que controlan. El punto de vista no es del todo incorrecto (finalmente saben que jamás podrán consumir tanta riqueza, ni ellos ni sus descendientes). Aun así, la propiedad privada es una forma de centralizar el control sobre los bienes custodiados donde, a fin de cuentas, la palabra última la tiene el patrón, que se aconsejará o no, que tendrá o no sensibilidad, etcétera. Reducir el rango de esa clase de poder discrecional es deseable. Por eso importa tanto, por ejemplo, que haya gravámenes importantes sobre las herencias millonarias.
Por otra parte, la multiplicación obscena de salarios y bonos de ejecutivos ha sido un mecanismo que ha llevado a un fenómeno característico de nuestro tiempo, que es la falta de lealtad del liderazgo empresarial con las compañías que supuestamente representan. Basta con que otra compañía ofrezca más, y el presidente del conglomerado x se pasará de inmediato al y. La falta de identificación con el proyecto colectivo que es y debe siempre ser una empresa lleva a que los supuestos capitanes de industria de hoy sean en su mayoría cortoplacistas. Buscan maximizar las ganancias de sus accionistas rápidamente, para justificar así ganancias personales que son en realidad injustificables.
Hay en la falta de un tope máximo a los sueldos y bonos por productividad un aliciente a adoptar actitudes destructivas para el colectivo. Actitudes cortoplacistas, como dije, pero también prácticas expoliadoras. La ambición desmedida que fomenta la remuneración desproporcionada en los niveles de ingreso superiores frecuentemente lleva a cierta frialdad frente a la inminente muerte de la gallina de los huevos de oro, o sea frente a la fuente misma de los ingresos de los ricos. ¡Si se muere la gallina, ya buscaremos otra! Esto lo vemos por igual entre ejecutivos que entre aquellos deportistas que tienen un desempeño individual excelso, y muy altamente remunerado, pero que se preocupan poco por su equipo. Se trata de una forma de egoísmo que se percibe también, aunque a menor grado, en la academia, donde frecuentemente pesan demasiado las incentivas individuales, e importa poco la situación del colectivo.
Muy probablemente la idea de Corbyn no tenga éxito por ahora. Es una idea demasiado general y, sin duda, resultaría bien difícil de operar de manera eficaz y que no tenga fuertes costos económicos. Aun así, importa que se comience a discutir esta clase de idea. Es preciso comenzar a imaginar otras economías, e importa que las mejores mentes en cuestión de economía se pongan a pensar.
Hubo en días recientes otra noticia interesante en este rubro: concluyó en Gotemburgo (Suecia) un experimento de dos años, donde se disminuyó el horario de trabajo de trabajadores del sector salud de ocho a seis horas diarias. Los resultados fueron muy positivos a nivel de satisfacción laboral, de la eficacia y salud de los trabajadores, y también en reducción de días económicos. Hubo también buenos resultados a nivel de empleo en la localidad. El experimento se realizó manteniendo el nivel de pago idéntico por seis horas trabajadas a lo que se recibía antes por 8. Por eso, al hospital del experimento le subieron los costos de operación en casi 22 por ciento, pero a ellos hubo que restar una cantidad importante en recursos ahorrados por el gobierno de la ciudad en costos de desempleo, etcétera, de modo que al final el hospital tuvo que pagar 12 por ciento de costos adicionales por mano de obra.
El experimento dejó claro que todavía habrá que ensayar un poco más para realizar un cambio así de manera económicamente eficaz; sin embargo, es un paso muy positivo para comenzar a pensar los retos económicos que tenemos hoy, en un mundo en que hay que disminuir la desigualdad, aumentar el empleo, y disminuir grados de ­explotación.
Hasta ahora, en México quizá el único pensamiento creativo que ha habido recientemente ha sido el esfuerzo por aumentar el salario mínimo y la idea de cobrar impuestos a algunas plusvalías en la rama de la construcción. Son esfuerzos que han fracasado todavía en su primer intento (los aumentos al salario fueron demasiado bajos), pero es el tipo de esfuerzo imaginativo que necesitamos ejercer ya.

Tuesday, January 10, 2017

Buscan colocar a México como líder de AL en óptica y fotónica

Presentan mapa de ruta para desarrollar una nueva línea de producción que impacte la economía, asegura Luis Orozco, investigador de la Universidad de Maryland y miembro de la AMC
Foto
Las naciones con habilidades en la óptica y la fotónica estarán mejor posicionadas para el futuro cada vez más tecnológico, afirma The International Society for Optics and Photonics. La imagen, tomada de Hacia un México más brillante: mapa de ruta de la óptica y fotónica/ CIO
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de enero de 2017, p. 2
Hacia un México más brillante: mapa de ruta de la óptica y fotónica es una iniciativa que busca impulsar estas dos disciplinas y colocar a México como líder latinoamericano de la industria en esas áreas.
Se trata de un plan para desarrollar una nueva línea de producción y de comercio que impacte en la economía y vida del país, resaltó Luis Orozco, investigador del Departamento de Física de la Universidad de Maryland y miembro correspondiente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), quien participó en la elaboración de esa iniciativa.
El ejemplo que nos dijeron en ProMéxico cuando empezamos a colaborar fueron los planes nacionales que dieron origen en el país a la industria aeronáutica (Plan de Vuelo Nacional) y la aeroespacial (Plan de Órbita), las cuales comienzan a tener un desarrollo exitoso en Querétaro con impactos en otros sitios, como el desarrollo del mayor centro de mantenimiento del mundo para aviones en Chihuahua (Plan de Vuelo Chihuahua). En este caso identificaron a la óptica y fotónica como sectores de grandes oportunidades, añadió el científico, quien enfoca su trabajo a la óptica cuántica y a la espectroscopia láser.
Oportuno aprovechar las capacidades en este campo
Sostuvo que aun cuando la industria mexicana en general es amplia y diversa y de muy alta calidad, la de la fotónica no existe en México, por lo que consideró oportuno y necesario aprovechar las capacidades que tiene el país para avanzar en este sector, considerado a escala internacional elemento de desarrollo para el siglo XXI y de importancia para la competitividad futura.
El mapa de ruta es el primer producto de la Iniciativa Mexicana de Fotónica (IMF), plan que contempla la creación del clúster mexicano de esa área, que a su vez busca integrar un instituto orientado a resolver problemas de la industria con contratación directa; el primer láser de ultra-alta potencia del país y diversos centros de certificación para las tecnologías fotónicas.
La iniciativa mexicana ha sido muy bien recibida por organizaciones como la International Commission for Optics (ICO), The Optical Society, The International Society for Optics and Photonics, y la Red Iberoamericana de Óptica (RIAO), que esperan pueda servir de referencia a futuras acciones similares que emprendan otros países de la región latinoamericana y observen la manera de cómo se integran las tendencias mundiales en estas áreas.
Eric Rosas, investigador del Centro de Investigación en Óptica, actual vicepresidente designado de la RIAO se integró el grupo que realizó el mapa de ruta y afirmó que la idea de elaborar el proyecto, presentado en noviembre pasado, nació después de conocerse que en otras regiones del mundo han llevado a cabo ejercicios pioneros en este sector.
En el mapa de ruta se citan dos experiencias anteriores: la de Estados Unidos, por medio de la National Fotonic Iniciative, y la de la Unión Europea, mediante la European Technological Plattform Photonics21. En ambos casos se estudió cuál era la repercusión de la óptica y la fotónica en sus respectivas economías y hallaron que eran clave en la integración de muchos productos en otros sectores, como el de telecomunicaciones, aeronáutico, alimentario, automotriz, electrónica y salud. Estas dos grandes economías se dieron cuenta que era tan importante el desarrollo de estas dos disciplinas que de no impulsarlas podía desplazarlas del liderazgo económico del mundo.
Rosas admitió que era fundamental saber qué pasaba con nuestro sector. Tras los análisis se conoció el alto potencial que presentaba desarrollar la óptica y la fotónica, y fue por ello que se creó el mapa de ruta. El trabajo comenzó en 2014 con la participación de ProMéxico, agencia de promoción de comercio exterior y atracción de inversión extranjera directa (fideicomiso de la Secretaría de Economía) y el ICO, por medio de su Comité Territorial de Óptica de México, representado por la Academia Mexicana de Óptica.
Entre las consideraciones que expuso Eric Rosas sobre el valor de esta industria están una importante cantidad de cadenas de valor productivo que pasan por muchos países, entre ellos México, y varios de esos sectores están atravesados por la óptica y la fotónica.
Trasnacionales como Daewoo, Samsung, Sony, todas las armadoras de vehículos, General Electric, Philips, en sus diversos sectores, tienen proveedores mexicanos o asentados en México, y aunque sus productos a veces terminen de ensamblarse en otros lados, pasan por nuestro territorio.
Se ve como una oportunidad, pero realmente existe una necesidad de impulsar la fotónica con el fin de que crezca de manera ordenada, tenga un ecosistema favorable y, sobre todo, para que el modelo que se ha ensayado con éxito, el de la manufactura avanzada, el de la mano de obra calificada, pueda transitar a un mejor escenario, el del diseño y la creatividad para la generación de innovaciones, entendida como productos en el mercado.
Agregó que la fotónica no sólo es nueva para México, sino para todo el mundo, y ambos campos han encontrado diversas aplicaciones que están sustituyendo a tecnologías anteriores, como las mecánicas, electrónicas, híbridas, y esto se observa en todos los aparatos: teléfonos inteligentes, cámaras de video, fotografía, sensores de imagen, de detección, etcétera.
De no aprovechar la oportunidad México perdería muchos de los eslabones de las cadenas productivas mundiales. En otras palabras, quedaría fuera de este mercado enorme que crece a un ritmo vertiginoso y sostenido, concluyó.

Sunday, January 8, 2017

Gasolina encarecida: discutir las posibles soluciones

Antonio Gershenson
E
n el artículo del viernes 6, antier, mostramos que los funcionarios sí son culpables de los aumentos de precios de la gasolina y otros productos, incluso de primera necesidad. Lo que fue el final de este artículo y la importancia de soluciones a ése y otros problemas trataremos de desarrollarlo ahora.
Los diferentes sectores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) –en ocasiones secciones enteras de municipios o estados– han expresado públicamente su desacuerdo con las alianzas de su dirección, en nombre del partido completo, con Acción Nacional (PAN). No es todavía público, pero es evidente que esto será así también, en su momento, para la elección presidencial.
Es muy probable que sectores importantes del PRD no estén de acuerdo en apoyar a un candidato presidencial que, evidentemente, sería del PAN, el cual no sólo cuenta con más votos, sino que los tiene crecientes, mientras el sol azteca tiene no sólo menos votos, sino que son decrecientes, entre otras cosas por sus alianzas con el blanquiazul. Una explicación de esta conducta de la dirección del PRD es que les importan mucho las posiciones políticas, los huesos que obtendrían con esa alianza.
Si desde ahora se va trabajando hacia una gran alianza de izquierda de organismos de dentro del PRD, pero que muy probablemente lo dejarían para no ser embarrados como apoyadores del candidato presidencial del PAN, con agrupaciones de fuera del mismo, que coincidirían en la importancia de la unidad de la izquierda, así como de agrupaciones sindicales y organizaciones agrarias y populares, todos democráticos, el resultado puede ser muy importante.
Esta alianza de asociaciones de izquierda podría tratar –con vistas a una actuación conjunta en la elección presidencial, pero también, y esto es fundamental, con vistas a un programa y una estrategia coordinados– con Morena. Este partido ha aumentado sus votos, pero no cuenta con el apoyo de sectores amplios de la izquierda. Y también es necesario que esta actuación conjunta entre estas asociaciones tenga un peso electoral significativo, para que la relación con Morena sea más equitativa.
De ahí que sea necesario un proceso de discusión y negociación políticas de estos últimos grupos para llegar a un programa común y a candidaturas comunes. Habrá que mostrar, sobre la base de experiencias principalmente regionales, que Morena solo no podría lograr mayoría frente al PAN. Y que mientras más dividida sea la votación, más posibilidades de ganar tendrá el blanquiazul.
Si este proceso de un bloque único de la izquierda progresa, un sector creciente del PRD se unirá a ésta y no al PAN. Y crecerá también la posibilidad de derrotar a este último.
Confío en que este artículo contribuya a las discusiones de las organizaciones de izquierda y sociales democráticas. Y que nos adelantemos un poco, pensando en la elección presidencial de 2018 y no sólo en las estatales de este año.
No sólo está en juego el destino de las organizaciones mencionadas, sino el destino del país.

Friday, January 6, 2017

La gasolina, ¿no tienen la culpa del encarecimiento?

Antonio Gershenson
S
e ha discutido mucho en torno a la cadena de aumento de precios de la gasolina, otros combustibles y derivados del petróleo, como los petroquímicos.
Los funcionarios más directamente cercanos con los incrementos dicen, de manera indirecta, yo no fui. Ahí, la realidad es que han hecho todo lo posible para que esto sucediera. Vamos a ver algo de lo que sucede en Pemex.
Fracasó un intento, que varios funcionarios siguen queriendo impulsar, de revivir Chicontepec. Fueron subiendo su presupuesto hasta 27 mil millones 700 mil pesos en 2012. En comparación, el litoral de Tabasco, ese mismo año, gastó 3 mil 700 millones de pesos, unas nueve veces menos dinero, produciendo tres veces más crudo.
Para una producción con menor inversión, los funcionarios de Pemex contrataron, de 2010 a 2013, a las empresas Dowell Schlumberger, Baker Huges de México Burgos Oil Services, Weatherford de México y Halliburton de México –a las que cedieron terrenos– para que experimentaran con nuevas tecnologías que ayudaran al país a incrementar la productividad de los pozos, reducir los tiempos y mejorar la seguridad. Más tarde se pudo comprobar, con información solicitada a Pemex, que la inversión total de Pemex fue de 7 mil 38 millones de pesos. Veamos algunos resultados.
En cuanto a producción de crudo, Chicontepec pasó de producir 75 mil barriles diarios en enero de 2013, a 39 mil en octubre de este año. Bajó 52 por ciento en un cuatrienio. El litoral de Tabasco aumentó de 39 mil barriles diarios en enero de 2003 a 363 mil en enero-octubre de 2016, casi diez veces más.
Los bolsillos de funcionarios de Pemex y de las trasnacionales involucradas indican que, pese a experiencias como las mencionadas, Chicontepec será la mejor y que hay que meterle más dinero. Podemos decir que con estas decisiones y otras similares se está afectando a los habitantes de la nación. Han arruinado a Pemex y ahora quieren recuperar algo a costa de los habitantes, con la serie de aumentos a las gasolinas y otros bienes, incluso aquellos cuya producción requieren combustibles, como alimentos, agua, electricidad y otros.
Los funcionarios de Pemex, la Secretaría de Hacienda y otros tienen la culpa del encarecimiento. Y el gobierno que les dio esos puestos, y que los manda, también. Ni un cerro de discursos más alto que el Popocatépetl podrá convencer a la gente de lo contrario.
La política actual tendrá sus consecuencias. El PRI está en caída, pero el PAN está creciendo, y hasta el momento ha sido el único en sustituir al tricolor en las elecciones. Y ya nos demostró en los dos sexenios en los que gobernó que su política siguió el mismo camino.
Con la izquierda dividida no se podrá impedir que el siguiente sexenio sea panista. Debemos tener conciencia de la importancia de una izquierda unida y fuerte, como la única con posibilidad de ganar.
Una suma de agrupamientos políticos ahora independientes, y de los sectores del PRD que no aceptan la alianza con el PAN, y que no podrían seguir en ese partido en el momento en que llegue la lucha por la candidatura presidencial, que es obvio que sería del PAN, sumados a sectores sociales, pueden constituirse en una fuerza suficiente para negociar con Morena un gran frente sobre las bases de una voluntad colectiva, y no de un solo hombre.