Sunday, September 25, 2016

¿Qué pasa en Vietnam? ¿Y en Laos?

Antonio Gershenson
H
ace mucho que pasó la llamada Guerra de Vietnam, aunque participaron también otros países. No nos llegan noticias por los medios normales de comunicación. Sabemos que la guerra terminó con la huida del continente de las tropas estadunidenses, la derrota de los ejércitos títeres y muchos muertos, principalmente de Vietnam y luego de Laos. ¿Pero qué pasa ahí hoy?
El pasado 15 de mayo, en estas páginas, hablamos de que había diferentes fases de construcción de una red ferroviaria en el sureste de Asia, entre la estación de Kunming, en China, y en el sur, Kuala Lumpur, capital de Malasia. Son tres vías entre estas dos terminales. La central va por Laos y Tailandia. La del este va por Vietnam y Cambodia. Y la del oeste por Myanmar, antes Birmania. Como vemos, Laos y Vietnam están y estarán cada vez menos aislados.
Está también planteado un ferrocarril desde la frontera sureste china hasta el puerto de Singapur.
Se acaba de celebrar una reunión en la Asociación de Naciones del Asia del Sureste, en Vientián, capital de Laos. Como parte de la red ferroviaria mencionada está en este país una vía de 427 kilómetros, construida por China, con 72 túneles y 170 puentes.
El primer sistema ferroviario de la región fue construido con carácter colonial por Inglaterra y Francia para transportar a Europa los productos agrícolas y mineros. Luego se amplió el objetivo de los transportes a América del Norte.
Pero el rápido crecimiento de China, sobre todo en los últimos 20 años, cambió el cuadro, y las redes ferroviarias van al interior de Asia.
Un acuerdo firmado en octubre de 2006 por 19 países asiáticos y euroasiáticos establece la construcción de un Ferrocarril Transasiático, que incluirá una unión entre el sureste de China y Singapur en la costa sureste.
También se incluyen tramos de ferrocarril de alta velocidad, incluyendo el comprendido entre Kuala Lumpur y Singapur.
Vietnam tiene un alto ritmo de crecimiento económico. Su desarrollo promedio en los últimos 9 años, según datos del Banco Mundial, fue de 6.2 por ciento. En 2015, el más reciente publicado, fue de 6.7 por ciento. Sólo hay tres países en el mundo con un crecimiento mayor: China, India y Uzbekistán.
Como vemos, los efectos económicos de la Guerra de Vietnam ya quedaron atrás en los países mencionados.
En Estados Unidos, salvo lo dicho, es difícil medir los efectos. Pero su situación económica frente a los países de Asia analizados es bastante más triste. Su crecimiento promedio anual en los últimos 9 años fue de 1.3 por ciento. Y en los dos primeros trimestres de este año, peor: 0.2 por ciento en el primero, y 1.2 por ciento en el segundo.
Nuestro país estuvo entre los que tenían crecimientos relativamente altos, del orden de 6 por ciento, desde el final del cardenismo hasta 2012, cuando se impuso la política derechista de desnacionalización económica, creciente dependencia y neoliberal. Desde entonces el crecimiento económico se viene al suelo. Nuestro promedio en los 9 años recientes fue de 1.9 por ciento y para el gobierno será la gloria si no baja de 2 por ciento, lo cual está por verse. De todos modos, estamos por los suelos; la mayoría de los mexicanos, peor, mientras una minoría se enriquece.

Saturday, September 24, 2016

Corbyn llama a la unión en Partido Laborista tras relección

Afp |  sábado, 24 sep 2016  09:14

Sunday, September 18, 2016

Creciente endrogamiento, a costa de la mayoría… y de la producción

Antonio Gershenson
Y
a hemos visto, y loseguimos viendo a diario, que el endrogamiento y los mayores préstamos que el gobierno solicita van a costa de la mayoría de los mexicanos.
También se acelera la baja en la producción del petróleo. El presupuesto se va encogiendo, mientras unos cuantos altos funcionarios se enriquecen, los que menos, conservan elevados ingresos.
Se anuncia que la producción de petróleo descenderá más en 2017, incluyendo el crudo extraído.
Todas estas son muestras de que el régimen va hacia abajo. Y faltan dos años y medio para el fin del sexenio, y dos años para la elección federal.
Algunos políticos ya actúan en función de esas fechas. En lo que más deberíamos pensar es en un nuevo régimen, otra vida, un nuevo país, cuyas bases sean una mayor igualdad, una economía acelerada y no atascada, y con fundamento en la verdad; basta de ser el país de las mentiras.
Las previsiones de producción de México han estado bajando hasta casi 2 por ciento. Como si ese monto fuera lo ideal. No se dice cuánto aumenta la población, porque la producción por habitante no pasaría, ahora o al rato, de cero. Luego empezarán con los números negativos, como ya sucedió, por ejemplo, en Brasil y Argentina, para no salir de Latinoamérica.
Nos vemos obligados a recordar que, entre los primeros años 40 y 1982, la producción nacional fue del orden de 6 por ciento. En este último año, De la Madrid inicia el viraje a la derecha y los procesos de privatización y entrega al imperio y a las grandes empresas transnacionales. Se ha hablado de 30 años. Para ser precisos, son 35 años, desde el principio de la megaentrega, en 1982, hasta 2017.
Se habla del descubrimiento de seis campos petroleros. Hallazgos no tan recientes, según se desprende de las letras más chiquitas. Lo peor es que todavía no hay existencia real, y ya están viendo a qué transnacional le entregan cada parte. Ya se les olvidó que antes todo esto lo hacía Pemex, y que había trabajo para mexicanos (ahora, en buena medida, incluso el empleo se entrega, sobre todo, a personas procedentes de Colombia y Venezuela, traídos por las transnacionales). Muchas cosas de nuestra vida son muy poco deseables.
Yo vi y viví, por sólo una semana, cuando era diputado, aproximadamente en 1984, una vida muy diferente.
Le llamaban Alemania Oriental y la calificaban de dictadura, o colonia de la URSS. Pero lo que yo vi primero y, como físico que soy, fue una gran precisión del sistema. El nombre oficial del país era República Democrática Alemana. Las carreteras en México a menudo no tienen ninguna señal sobre la distancia recorrida, y cuando sí la tienen es una señal cada kilómetro. Allá, aparte de una señal de mayor tamaño cada kilómetro, tienen una más pequeña cada cien metros, con su numerito. En las bajadas, además, había indicadores de la inclinación: 15 o 20 grados, por ejemplo.
Al conocer a los habitantes, me encuentro con otras diferencias con lo nuestro. Las mujeres de la ciudad no tienen pintados los labios ni ninguna parte de la cara o del cuerpo. En cambio, las campesinas, a las que uno ve en grupos grandes, tienen todas los labios pintados de rojo. De las que vi, hablaban muy contentas, muchas al mismo tiempo. En general, se va notando en ellas una formación menos cultural que la de las urbanas, lo cual no es extraño.
La diferencia más notable, para mí, fue que allí todos decían la verdad. Ni siquiera conocían las mentiras en la vida cotidiana. Un compañero mexicano de nuestro grupo no se dio cuenta de eso. Salió a una fiesta y cuando le preguntaron a qué hora regresaría él dijo que a las 9 pm. Pero pasó esa hora y no llegaba, así que quienes lo esperaban creyeron que había habido un incidente que le impedía regresar. Y fueron a buscarlo. Él se puso furioso, consideró que era una dictadura. Yo le dije que no estábamos en México, que allí todos decían la verdad, exacta, y les extrañó que no llegara a las 9 de la noche como había dicho. De esto de decir todos la verdad, me han dicho que también se da en otras ciudades del norte de Italia, como Milán y Suiza. Y aclaran que en Roma es lo contrario, y que en algunos casos es peor que México.
Da la impresión de que todos ya tienen título o carrera o están trabajando por él. Una mesera de un lugar donde comíamos nos atendió con un gran platillo que le valió su graduación, como mesera.
En el hotel, junto a un bosque al que se puede salir a pasear, había una ventana con un multimedidor por afuera, con variables relacionadas con el clima presente y el próximo para auxiliar a los paseantes.
Había música al gusto del huésped. Una gran cantidad de discos, la mayoría de música clásica. El baño del cuarto contaba con regadera y una tina. Ésta tenía un medidor para la temperatura del agua, para que el huésped eligiera la mejor a su gusto.
Podrán haberlo destruido hasta la base. Se ve que tenían miedo, no de lo que decían, sino del mal ejemplo. La derecha, el imperio y el dinero ganaron la batalla. Pero ese país no deja de ser, en algunas memorias, un monumento a la cultura y a la ciencia para el pueblo. Ya quisiera yo que tuviéramos algo de esto en nuestro futuro.

La Jornada: Creciente endrogamiento, a costa de la mayoría… y de la producción

La Jornada: Creciente endrogamiento, a costa de la mayoría… y de la producción:



"Ya hemos visto, y lo seguimos viendo a diario, que el endrogamiento y los mayores préstamos que el gobierno solicita van a costa de la mayoría de los mexicanos."



'via Blog this'

Thursday, September 15, 2016

Marchan padres de 43 de Ayotzinapa en contra de designación de Zerón

Sergio Ocampo, corresponsal | jueves, 15 sep 2016 12:42

Chilpancingo, Gro. Más de cuatro mil personas encabezadas por los padres de familia de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, marchan en la autopista del Sol, dirección México-Acapulco.
Al respecto, Melitón Ortega, uno de los voceros de los padres de familia, denunció que el el presidente Enrique Peña Nieto se burla del pueblo y del dolor de los padres de familia, primero al destituir a Tomás Zerón y posteriormente designándolo en otro cargo del aparato federal.
El padre de familia manifestó que el gobierno mexicano se prepara cometer otro acto de impunidad en este caso por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.
Melitón Ortega dijo que la desaparición forzada es un delito de lesa humanidad y que el gobierno de Peña Nieto tarde que temprano será llevado a tribunales internacionales.

Sunday, September 11, 2016

Pemex: ¿menos producción y más entrega?

Antonio Gershenson
L
a producción de petróleo crudo en Pemex ha decaído continuamente. De 3 mil 371 miles de barriles diarios en 2003 a 2 mil 200 miles en 2016. Ha bajado en una tercera parte del monto inicial, y la actual reducción presupuestal bajará aún más la producción.
Desde el final del periodo de Lázaro Cárdenas y poco después, la producción nacional aumentó en alrededor de 6 por ciento anual, hasta el sexenio iniciado en 1982, con De la Madrid, y sus sucesores también derechistas, de PRI y PAN, para llegar al más derechista que es el actual. Tenemos ya un ritmo de la producción nacional del orden de 2 por ciento anual, al tiempo que han desnacionalizando las empresas estratégicas estatales lo más posible, entre las que destaca la petrolera.
Quien encabeza este gobierno invitó a venir a México al candidato de la derecha y de la ultraderecha a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Esto le costó al Presidente no sólo gran rechazo en México, sino también el de la invitación a venir de Hillary Clinton, la otra candidata y posible ganadora a la presidencia del país vecino.
Ya había yo mencionado en el pasado: una posición del actual gobierno nacional, a la derecha de la del gobierno estadunidense. El gobierno actual vuelve a mostrar el nivel de su habilidad política.
Hace una semana publicamos que “Se informa de los campos, que van desde Chiapas y Tabasco hasta Tamaulipas y Nuevo León, de la frontera sur a la frontera norte del Golfo de México y en tierra, que el área a entregar es de 5 mil 66 kilómetros. Parece que es una entrega sin precedente.
“En cambio, en otro concurso tuvieron que posponer el concurso que fue no sólo en el mar, sino en el mar profundo –el campo Trión–, luego de otros retrasos, con sólo dos empresas participantes. Es lógico, y para quien sepa un poquito del petróleo, que habiendo un concurso de perforación enorme y en tierra, lo más rápido para el trabajo y lo que más rinde en términos de la inversión, es que no se quiera inscribir en otro concurso como el de Trión, con mucho más tiempo y dinero con la perforación en el fondo del mar, más años de trabajo y muy probablemente menos producción y mucho peor que en el primer caso.”
Éste y otros ejemplos afectan más la imagen interna y externa del gobierno en curso. Antes de pensar en “futuros huesos”, deberíamos de pensar en la verdad y mostrar los elementos, en este caso negativos, del régimen en curso.
Sexenios de PRI y de PAN para llegar al más derechista, que es el actual, desnacionalizan las empresas estratégicas estatales lo más posible, destacando la petrolera, y han reducido con las cifras mencionadas la capacidad productiva mencionada. Y se afecta a la mayoría pero protege a la gran burocracia.
Así, el recorte presupuestal afecta producción, educación, salud y agro, afectando a la mayoría, pero mantiene los privilegios salariales de ministros, magistrados y legisladores, en general altos funcionarios. El Presidente recibirá oficialmente más de 3 millones de pesos en el año, los diputados 2 millones, y así.
Tratándose de la verdad, vimos el pasado miércoles en estas páginas que un grupo de 62 priístas pidió al líder de su partido una reforma constitucional para retirar la imputabilidad del presidente de la República por corrupción. En mexicano, esto significa que se suprima el derecho del presidente en turno a la “mordida impune”. Se sigue la baja en la producción y continúa el privilegio de los grandes funcionarios, al mismo tiempo que se sigue castigando a la mayoría.

La Jornada: Pemex: ¿menos producción y más entrega?

La Jornada: Pemex: ¿menos producción y más entrega?:



"La producción de petróleo crudo en Pemex ha decaído continuamente. De 3 mil 371 miles de barriles diarios en 2003 a 2 mil 200 miles en 2016. Ha bajado en una tercera parte del monto inicial, y la actual reducción presupuestal bajará aún más la producción."



'via Blog this'