Tuesday, March 28, 2017

Las becas de posgrado

Javier Flores
Justicia para Miroslava Breach Velducea
E
l problema que se ha presentado recientemente con las becas de posgrado ha generado gran inquietud no sólo en el medio científico, sino además en el sistema de educación superior, e incluso más allá, entre diversos sectores de la sociedad. Es un tema muy sensible porque en él se concentran algunos de los significados de lo que somos y hacia dónde queremos ir. Las becas, es decir, los estipendios que se asignan a los jóvenes que inician sus carreras científicas, son una herramienta indispensable en todos los países para la formación del capital humano; sin ellas es imposible pensar en la formación de personal altamente calificado, uno de los elementos que en la actualidad marcan la diferencia entre las naciones en términos del desarrollo.
Pero veamos los hechos. Por una parte la protesta de los jóvenes que cursan maestrías, doctorados o algunas especialidades, a través de mensajes en las redes sociales o actos como los realizados frente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), o más recientemente en la Feria de Posgrados de Calidad. Los estudiantes han expresado con estos actos su inconformidad por lo que consideraron la intención de cancelar, o no asignar las becas, en algunos posgrados que forman parte del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC). Se puede decir que estas expresiones han tenido mayor o menor intensidad en algunas instituciones o áreas del conocimiento, principalmente en ciertas entidades federativas como la Ciudad de México, pero dado que el PNPC está presente en varias regiones de la República Mexicana, puede decirse que la inquietud adquiere alcance nacional.
Otro elemento a considerar es la reacción de las autoridades. Lejos de eludir el problema, los funcionarios del Conacyt se han reunido con los jóvenes y al menos en dos ocasiones han convocado a los medios de comunicación con la finalidad de informar a la sociedad lo que ocurre. Algunos datos que se desprenden de esas comparecencias muestran que, desde luego, se mantienen las becas que están vigentes y que este año se otorgará un número de nuevas becas equivalente a las de 2016. La asignación de las mismas es algo complejo pues, por ejemplo, hay programas que se inician cada dos años, y si sólo se considera lo gastado el año pasado (que para alguno de estos programas pudo ser cero), se quedarían sin nada. Sin embargo, problemas como éste se están atendiendo y reasignando recursos tomando de aquí y de allá, en una labor muy compleja que nadie envidia, pero gracias a la cual difícilmente este año quedará un estudiante inscrito en alguno de los PNPC en los términos ya señalados, sin beca.
De los hechos anteriores quedan claras dos cosas, por un lado, que los estudiantes tienen razón en protestar al sentir que sus becas estaban en peligro, y por otro lado, que el Conacyt ha tomado al toro por los cuernos y hace lo posible para resolver el conflicto actual. Entonces, se preguntará la lectora o el lector: ¿dónde está el problema real?
El problema no está en el Conacyt como algunos han señalado, sino en la política hacia la ciencia que ha expresado en fechas recientes el gobierno federal. El tema de las becas es sólo un síntoma que muestra los efectos del recorte brutal al presupuesto del Conacyt en 2017, equivalente a una disminución de 23.3 por ciento en términos reales respecto del año anterior, el cual fue avalado casi sin resistencia por la Cámara de Diputados… Este es el verdadero problema.
En el presupuesto de egresos de 2017 hubo un ajuste generalizado, que en promedio significó un recorte de 10 por ciento para las dependencias del gobierno federal, en algunas universidades (no todas) no hubo recorte o incluso tuvieron incrementos pequeños, pero para el Conacyt el golpe fue de más de 20 por ciento. Entre las reacciones de la comunidad científica ante este ajuste me llamó mucho la atención en su momento la opinión del doctor José Antonio de la Peña, quien por cierto ingresó hace unos días como el integrante número 100 de El Colegio Nacional. El célebre matemático dijo en una entrevista: La reducción total a educación superior fue de uno por ciento, la Universidad Nacional Autónoma de México tuvo incrementos sobre un presupuesto muy bueno. Algo pasa que no veo, probablemente de carácter político.
Sea como sea, el daño provocado por este recorte ha sido tremendo y ha llegado a uno de los programas más importantes para el Conacyt, que es la formación de capital humano. La noticia de que se mantendrá este año el mismo número de becas que en 2016, puede ser buena para paliar el conflicto actual, pero implica dejar de crecer, y el estancamiento en este programa es indeseable para el futuro de la ciencia y del país, además de que es injusto para los jóvenes que cuentan con la capacidad y los méritos suficientes y no pueden ser admitidos en un programa de posgrado por la simple y sencilla razón de que no hay recursos. Además de que nadie quiere ver que se extienda el descontento a las universidades y otros sectores sociales.
En mi opinión, la Secretaría de Hacienda debe mostrar sensibilidad ante los acontecimienos descritos y realizar una asignación extraordinaria de recursos que permita resolver cabalmente el actual problema de las becas, y que en la elaboración del presupuesto del próximo año se pueda resarcir el desatino que llevó a un recorte desproporcionado en los recursos del Conacyt.

Atacan presuntos saqueadores de combustible a militares en Puebla

Testigos entregan video de la agresión
Autoridades aseguran que se trató de un accidente y niegan que ocurriera un enfrentamiento
El estado sigue en primer lugar en tomas clandestinas
Foto
Un camión de la Policía Militar volcó el domingo pasado durante un enfrentamiento entre soldados y presuntos integrantes de bandas dedicadas al robo de hidrocarburos (conocidos como huachicoleros) en la localidad La Encrucijada, municipio de Palmar de Bravo, Puebla. El saldo fue de al menos ocho uniformados lesionadosFoto La Jornada
Yadira Llaven
La Jornada de Oriente
Periódico La Jornada
Martes 28 de marzo de 2017, p. 29
Puebla, Pue.
Un camión de la Policía Militar fue atacado en la comunidad Guadalupe Piletas, municipio de Palmar de Bravo, por una presunta banda de saqueadores de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), conocidos como huachicoleros, quienes les dispararon desde una camioneta.
La agresión, cometida la tarde del domingo, habría dejado un saldo de al menos ocho soldados lesionados, quienes también fueron apedreados por lugareños que apoyaban a los delincuentes.
La localidad se ubica a unos 50 kilómetros de la capital del estado, en la zona conocida como triángulo rojo , a orillas de la autopista Puebla-Orizaba.
Testigos de la agresión entregaron a La Jornada de Oriente un video y dijeron que el ataque fue en respuesta a la irrupción de las fuerzas federales en esa demarcación para decomisar tres vehículos que transportaban combustible robado.
Relataron que el camión militar fue emboscado en un camino de terracería que conduce al poblado de Guadalupe Piletas, en la zona conocida como La Encrucijada.
Después de que la unidad volcó a causa del ataque, llegaron habitantes de la comunidad Cuesta Blanca, también perteneciente a Palmar de Bravo, quienes lanzaron piedras y palos a los soldados.
Los informantes agregaron que las fuerzas armadas enviaron refuerzos a los soldados agredidos y recuperaron los vehículos que trasladaban combustible robado.
Este no es el primer enfrentamiento entre militares y saqueadores de hidrocarburos en el triángulo rojo, zona formada por una decena de municipios poblanos, desde Esperanza hasta San Martín Texmelucan, por donde atraviesa el ducto Minatitlán-México.
Pemex ha reportado pérdidas de 14 mil 652 millones de litros de combustible por robos en 56 ductos, de 2008 a la fecha.
Desde hace un año, Puebla es el estado donde se ha detectado el mayor número de tomas clandestinas: mil 586, principalmente en los municipios de Acatzingo, Tepeaca y Palmar de Bravo.
Desplegarán 500 efectivos más
El comandante de la 25 Zona Militar, Raúl Gámez Segovia, informó que debido a que la entidad se ubica en primer lugar nacional en robo de hidrocarburos, 500 policías militares se sumarán a la vigilancia de los ductos de Pemex en el estado.
En el video entregado a La Jornada de Oriente se observa a por lo menos ocho militares lesionados tirados junto al camión, y otros en el interior. Algunos fueron levantados por sus compañeros, pues no podían sostenerse en pie.
Los testigos confirmaron que los ocupantes de una camioneta negra (no se observa la matrícula) dispararon contra los alrededor de 30 uniformados que iban en el vehículo militar.
En el minuto 1:15 de la videograbación, que dura 1:45 minutos, se aprecia que la camioneta negra tiene un impacto de bala en la ventanilla trasera del lado derecho. Tras el ataque un helicóptero de las fuerzas armadas llegó en apoyo a los soldados.
La Secretaría de Seguridad Pública del estado aseguró que el percance ocurrió cuando un convoy formado por el camión militar y uno de la policía estatal detectaron tres camionetas en las que viajaban los delincuentes y al intentar alcanzarlos el vehículo castrense chocó con uno de los vehículos perseguidos, salió del camino y volcó.
Según la dependencia, los presuntos criminales habrían abandonado sus automotores y huido a pie. Sostuvo que no hubo enfrentamiento a balazos entre los supuestos delincuentes y los militares, y que el video muestra claramente que los heridos tienen contusiones, pero no se observa a ningún lesionado por bala.
Al cierre de esta edición, la Procuraduría General de la República informó que se recuperaron más de 25 mil litros de hidrocarburos tras un cateo ordenado por el juez primero de distrito especializado en el sistema de justicia penal acusatorio, del centro de justicia penal federal en Puebla.

La muerte tiene permiso

Adolfo Gilly 1
Foto
Periodistas del estado de México se manifestaron ayer en la explanada municipal de Ecatepec para exigir justicia por el asesinato de Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada, y demandar a las autoridades garantías para el desempeño periodísticoFoto René Ramón, corresponsal
M
iroslava Breach Valducea dejó dicho que si lle­gaba a morir no que­ría ser ve­lada. Deseaba ser depositada en una cripta con sus hijos y su familia más cercana como únicos testigos y evitar el escándalo y a los políticos con sus discursos. La periodista tenía 54 años, pero la idea de que podían asesinarla no le era lejana, recuerda Marcela Turati, su amiga y su colega ( Proceso, 26/3/07). En una plática con sus colegas habló con lágrimas de su miedo a morir, pues había sido amenazada por su infatigable tarea de documentar crímenes contra el pueblo llano y los pueblos indígenas y sus defensores, activistas, periodistas, abogados, pueblo en fin también ellos como nosotros. Pero no cejó.
“El 27 de mayo de 1997 La Jornada publicó la nota ‘Foto censurada en la prensa de Chihuahua’, en la que se informó que la periodista Miroslava Breach había sido despedida de su medio por haber documentado el violento desalojo de indígenas rarámuri y tepehuanes del ejido Monterde perpetrado por policías del ex gobernador panista del estado, Francisco Barrio”, recuerda Marcela Turati. Con su muerte, Miroslava se convierte en la periodista número 22 que es asesinada en Chihuahua de 2000 a la fecha. Sí. Y en esa misma edición, el corresponsal de nuestro periódico en Ciudad Juárez, Chihuahua, Rubén Villalpando, informa que el día anterior: Cuatro mujeres fueron asesinadas en distintos puntos de Chihuahua.
* * *
Este 27 de marzo de 2017, el texto editorial de La Jornada se tituló Violencia e impunidad. Dice así: Ayer se cumplieron 30 meses de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Iguala, Guerrero, sin que a la fecha el gobierno haya sido capaz de esclarecer en forma coherente y verosímil este indignante suceso: al contrario, el manejo oficial de las pesquisas ha enturbiado el caso hasta un punto difícil de concebir.
Agrega el editorial: “Durante la semana pasada, en Jojutla, Morelos, fueron recuperados casi medio centenar de cadáveres de una fosa clandestina que se suma a las halladas en Tetelcingo y en Xochitepec. Además de los cuerpos las exhumaciones han dejado al descubierto un desaseo de las autoridades locales en los procedimientos forenses y legales que equivale a un encubrimiento masivo de centenares de homicidios [subrayado mío, A.G.]. Casos similares existen en Veracruz y en Guerrero”.
* * *
En esa misma edición de La Jornada el abogado de los padres y madres de Ayotzinapa, Vidulfo Rosales, que se juega la vida cada día pero, como Miroslava Breach, nunca lo presume, declaró:
“Hay un viraje en la posición del gobierno federal que ha pasado de administrar nuestro caso a un cierre total de las investigaciones, pensando que eso traerá menos costos políticos en sus pretensiones de llegar a la Presidencia. […] Esta posición se hizo evidente en la pasada reunión de las partes en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, regresó a la llamada ‘verdad histórica’ e incluso lanzó la pregunta de ‘si los padres estarían dispuestos a aceptar que los estudiantes fueron ejecutados e incinerados en el basurero de Cocula como línea de investigación.”
En el informe de la CIDH, que su presidente Carlos Beristain resumió y explicó en un libro magistral, El tiempo de Ayotzinapa,2 donde están los resultados irrefutables de la investigación de la CIDH. El extenso y cuidadoso informe confirma que la hipótesis que el gobierno resucita como su única respuesta, el basurero de Cocula, es una mentira consciente y el gobierno bien lo sabe. Ahora el gobierno federal pregunta a los padres si están dispuestos a aceptar esa mentira como línea de investigación.
Es un nuevo insulto a los desaparecidos y a sus padres y madres. Desde hace ya tiempo el gobierno federal tiene que saber perfectamente qué sucedió esa noche en Igua­la, Guerrero, o no tenemos gobierno en este país; y quiénes fueron y dónde están los 43 estudiantes y los responsables de su desaparición.
Esa sería la primera hipótesis de investigación, cuya verdad se desprende de una atenta lectura del informe de la CIDH, que ahora el gobierno federal quiere mandar a otro basurero cuyo nombre es Horror.
* * *
En la misma edición de La Jornada, p. 32, nuestra corresponsal Rubicela Morelos Cruz informó desde Jojutla, Morelos:
Al menos 45 cuerpos fueron desenterrados tras cinco días de exhumaciones de las fosas del panteón Pedro Amaro en este municipio. Trajo la voz de los familiares a través de sus voceras, María y Amelia Hernández, madre y tía de Oliver Navarrete Hernández, secuestrado, asesinado y hallado en las fosas de Tetelcingo. La madre, María Hernández, dijo a la periodista: El horror no lo puedo describir. Pero mi hermana y yo coincidimos en que en Jojutla hay un trato más indigno para los se­res humanos que en Tetelcin­go, se­gún ellos porque los familiares no reclaman. ¿Qué tipo de ser­vidores públicos y autoridades municipales y estatales entierran cuerpos, según ellos porque sus familiares no reclaman, encima de una fosa clandestina? Quienes cavaron ahí [trabajadores de la Fiscalía General del Estado que enterraron al menos 45 cuerpos en julio de 2014] debieron saber que abajo había más cadáveres que no reportaron; además, sin ningún rasgo de humanidad, los cubrieron con toneladas de ­tierra.
En efecto: ¿qué tipo de autoridades tenemos? La corresponsal de La Jornada da la respuesta: “Y mientras se desentierran cadáveres de fosas clandestinas, el gobernador perredista de Morelos, Graco Ramírez, informó en su cuenta de Twitter que él está en China ‘fortaleciendo el intercambio comercial con México’, como representante de la Conferencia Nacional de Gobernadores”. Lo acompañan un cortejo de gobernadores: Marco Antonio Mena, de Tlaxcala; Francisco García Cabeza, de Tamaulipas; Francisco Vega, de Baja California, y Alejandro Murat, de Oaxaca. Podrán intercambiar comentarios sobre el lejano México, sus desventuras y sus propios gobiernos en el bar del lujoso hotel donde sin duda el gobierno de China los alojará.
Esta escueta y modesta crónica de crónicas la escribo como homenaje a nuestra compañera Miroslava Breach Velducea. El homenaje cotidiano lo siguen haciendo todas las compañeras y los compañeros periodistas que en medio del Horror, se juegan cada día la vida, y no sólo la propia, para mantener al pueblo de México informado de que en el Tiempo mexicano de nuestros días, La muerte tiene permiso.
La prensa nacional –con alguna triste excepción– ha informado sobre el asesinato de Miroslava. Ojalá en La Jornada podamos publicar, en suplemento ilustrado, una selección de sus crónicas y artículos, un manojo de sus obras y un retrato de su vida.
1 Carlos Fuentes Tiempo mexica­no (1971); Edmundo Valadés, La muerte tiene permiso (1955)
2 Carlos Martín Beristain, El tiempo de Ayotzinapa, España y México, Ediciones Akal, 2017, 271 pp.

Sunday, March 26, 2017

Diócesis de Cuernavaca: de Méndez Arceo a Ramón Castro Castro

Elena Poniatowska
A la memoria de nuestra compañera Miroslava Breach Velducea
H
oy en las redes sociales y en las noticias de diversos diarios se habla del obispo de Morelos Ramón Castro Castro como de un hombre que no sólo reparte bendiciones sino encabeza manifestaciones que disgustan al gobernador y a su gabinete.
Desde Cuernavaca, el obispo se suma a la lista de nuncios que han sabido acompañar a sus feligreses. Su defensa de la paz en un estado agobiado por el narcotráfico y su asistencia a las marchas que reclaman justicia y tranquilidad para las familias morelenses lo han llevado a un abierto enfrentamiento con el gobernador, quien apeló a la Secretaría de Gobernación para llamar a Castro Castro a entrar en orden y no meterse en asuntos de política.
Monseñor Castro Castro nació en Teocuitatlán de Corona, Jalisco, el 27 de enero de 1956. Es licenciado en Filosofía por la Universidad del Valle de Atemajac, Guadalajara. Se ordenó presbítero en mayo de 1982 y en 1985 ingresó a la Pontificia Academia Eclesiástica de la Santa Sede que lo llevaría al servicio diplomático vaticano. En Roma obtuvo la licenciatura en Derecho Canónico por la Universidad Gregoriana y el doctorado en Teología Espiritual.
En 2013, el papa Francisco lo destinó a la diócesis de Cuernavaca. Castro y Castro había estado en la de Campeche y tal como denuncia en la revista Proceso la reportera Rosario Santana, el 15 de mayo de 2013, fue criticado por construirse una residencia valuada en 10 millones de pesos y por supuesto encubrimiento de sacerdotes de dudosa reputación que salieron de otras diócesis, lo que hasta la fecha no se ha podido demostrar. Monseñor Castro respondió que hay muchas cosas que podrán criticarle, pero no podrán decir que soy flojo. Y las cifras confirman sus palabras: durante su periodo al frente de la diócesis de Campeche se redujo notablemente la proliferación de sectas, aumentó el número de parroquias de 34 a 61 y de sacerdotes de 54 a 114, y a su llamado a protestar acuden miles de morelenses, ya que un año después de su arribo a la diócesis de Cuernavaca convocó a una manifestación por la paz que tuvo gran repercusión. En mayo de 2015, su marcha de 20 mil personas molestó al gobierno estatal.
En julio de 2016 organizaciones civiles y redes ciudadanas, choferes, universitarios y campesinos se dieron cita en un salón del claustro de la Catedral de Cuernavaca en presencia del obispo; ahí se formó el Frente Amplio Morelense que un mes después convocó a más de 100 mil manifestantes que demandaban la salida del gobernador.
Monseñor Castro Castro ha denunciado actos criminales que ya son moneda corriente y agobian a los morelenses, como el secuestro y asesinato de Luis Manuel Manzanares Mendoza, hermano del párroco de Tetela del Volcán.
La diócesis de Cuernavaca se caracteriza por haber sido pastoreada por obispos sabios, emprendedores y celosos, como Fortino Hipólito Vera, Francisco Plancarte y Navarrete, Manuel Fulcheri Pietrasanta, Francisco Uranga, Francisco González Arias, Alfonso Espino y Silva y, sobre todo, nuestro querido Sergio Méndez Arceo, quien le dio un cariz especial por su pensamiento innovador. Nombrado obispo, tomó posesión el 30 de abril de 1952 en la capilla colonial abierta de San José. Multitudes se congregaron para recibirlo. Desde el púlpito, el dignatario entregó su corazón a los fieles y aclaró que bendecía con emoción a los ricos y a los pobres, a los creyentes y a los no creyentes.
Con Méndez Arceo la tradición obispal de Cuernavaca cambió: la primera noche, el obispo oró en los pasillos del seminario a la vista de los alumnos. Restauró la catedral, cultivó la amistad de intelectuales católicos y de otros alejados de la Iglesia, historiadores como Jesús Silva Herzog –el gran colaborador de Cárdenas– y Silvio Zavala. (Es imposible olvidar que Méndez Arceo del Río era primo de Lázaro Cárdenas por el apellido Del Río, y lo presumía con una gran sonrisa). En Cuernavaca, visitaba a Felipe y a Monna Teixidor, grandes amigos de Tina Modotti y Edward Weston (que no sólo no estaban casados, sino que se retrataban en cueros en la azotea de su casa en la avenida Veracruz) y asistió a las tertulias de los Teixidor, a cuya casa llegaban Alfonso Reyes y el cardiólogo Ignacio Chávez, entre otros.
Muchos empezamos a ir a Cuernavaca para oír las misas domingueras al ritmo de jazz que lanzó Méndez Arceo en las que cualquiera podía levantarse, alzar la voz y con los brazos en el aire moverse muy a gusto, como en los negro spirituals. Al principio, las misas (también las hubo de mariachis) dieron mucho de qué hablar, pero Méndez Arceo también organizó temporadas de concierto con la Orquesta Sinfónica Nacional, que nunca había tocado en Morelos, y la música clásica tranquilizó a los beatos y a los conformistas. Puso la capilla de San José a disposición de actores para que representaran no sólo Autos Sacramentales, sino obras clásicas y modernas. Muchos deben recordar la puesta en escena de T S Elliot, Asesinato en la catedral, en 1960.
Su amplitud de pensamiento impactó a todos. Carlos Fazio recuerda que las declaraciones de Méndez Arceo en septiembre de 1966, en Caracas, en defensa del cura Camilo Torres, la revolución y la violencia dieron la vuelta al mundo: Las revoluciones violentas de los pueblos pueden estar en algunos momentos de la historia absolutamente justificadas y ser totalmente lícitas, porque la revolución en el propio sentido de renovación es finalizar lo inacabado o aquello que se puede perfeccionar. Las palabras del obispo tomarían mayor sentido en 1968, cuando condenó en una homilía memorable la masacre en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, en el Distrito Federal: Me hace hervir la sangre la mentira, la deformación de la verdad, la ocultación de los hechos, la autocensura cobarde, la venalidad, la miopía de casi todos los medios de comunicación. Me indigna el aferramiento a sus riquezas, el ansia de poder, la ceguera afectada, el olvido de la historia, los pretextos de la salvaguarda del orden, la pantalla del progreso y del auge económico, la ostentación de sus fiestas religiosas y profanas, el abuso de la religión que hacen los privilegiados.
No sólo eso, Méndez Arceo adquirió muy pronto la costumbre de visitar a los estudiantes presos en el negro Palacio de Lecumberri, sino que entre sus nuevas costumbres de alto dignatario, adquirió la de ir a recoger quelites en la colonia Rubén Jaramillo para mostrar su solidaridad con los paracaidistas más abandonados que se habían posesionado de un pedacito de tierra y un guamúchil. Méndez Arceo trató al autor de El arte de amar, Erich Fromm, y su intervención en el monasterio del sacerdote belga Gregorio Lemercier resultó crucial.
La experiencia del sicoanálisis hizo que la mayoría de los monjes salieran de Santa María. Lo curioso es que la sicoanalista era una mujer. Susan Sontag, quien también venía a Cuernavaca a visitar a Ivan Illich, el no-educador, se interesó mucho por este experimento. Por tanto, entre todos los estados es en Morelos donde los sacerdotes siempre han dado de qué hablar y Ramón Castro Castro, con su mirada dura y enfadada, no es ninguna excepción.
Después de la matanza de Tlatelolco, que la voz oficial limitó a 35 muertos, el obispo Méndez Arceo arremetió con su palabra del 27 de octubre: Ante los acontecimientos que nos llenan de vergüenza y de tristeza (...) hay que considerar positivo y consolador que los jóvenes hayan despertado así a una conciencia política y social, y que aporten a México una esperanza que es nuestro deber alentar. Que la certidumbre en los estudiantes y en la ciudadanía de la magnanimidad y del respeto a la justicia y del imperio de la libertad, borre el temor de que tenga lugar en México, después de las Olimpiadas, un periodo de dureza, de represión, de mano férrea, de persecución al pensamiento y a su expresión.
Fue el único sacerdote que visitó a los presos políticos del 68 en Lecumberri, que ya habían iniciado una huelga de hambre pidiendo libertad y rapidez en el proceso de sentencia. El obispo les dijo: “(…) he venido a regocijarme porque ustedes están trabajando por la liberación”. Después, convocó a otros párrocos a decir misa en memoria de los muertos, un año después de la matanza. En la catedral manifestó: queremos reunirnos a la distancia de un año para descubrir el sentido del acontecimiento del 2 de octubre, que por su magnitud en dolor y sangre no debe pasar inadvertido ni olvidarse. Ante todo hombre crítico, continuó: Llevamos años de tolerar muchas injusticias en nombre del mantenimiento del orden, de la paz interior, del prestigio exterior.

Nuevo cambio en el comercio internacional en el Pacífico

Antonio Gershenson
P
or casi todo el mundo se publican informes acerca de un nuevo cambio en las relaciones comerciales internacionales en Asia-Pacífico.
En Sudáfrica, el Cape Times ( Tiempos del Cabo, de Ciudad del Cabo) dice que Donald Trump ha hecho un regalo, un platón de plata, a China. Al firmar una orden ejecutiva esta semana (la última de enero), que saca a Estados Unidos del tratado del TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica), ha impulsado a China sobre el comercio mundial.
En Manila, capital de las islas Filipinas, se dio una reunión, el 10 de este mes de marzo, de la ASEAN (en español, Asociación de Naciones del Sudeste de Asia). Se acuerda impulsar una asociación regional económica comprensiva (en inglés, sus iniciales son RCEP). También se había confirmado que en esa asociación estuvieran Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam, o sea, los 10 miembros de la ASEAN.
Se agregaron a la unión mencionada Australia, China, India, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelandia, para la nueva y mayor organización. El gobierno de Filipinas expresó que el proceso de unificación, la formación total, culminaría este fin de año.
Japón se había alejado de Estados Unidos. Por ejemplo, Trump dijo que Japón tenía impuestos muy altos a las mercancías de su país.
La Bloomberg publica lo siguiente:
China había esperado una forma de comercio internacional que sustituyera al TPP. Y citan en relación con lo dicho, a un veterano de la Academia China de las Ciencias Sociales: este tratado es una buena opción para aquellos países que tienen difícilmente un comercio libre, incluyendo Australia, Singapur y Japón (rodeados de mar).
El banco HSBC, cuya base mundial está en Hong Kong, considera que este acuerdo representa un gran crecimiento.
Esto resume opiniones de lugares muy variados entre sí. Pero coinciden en algunos puntos:
La unión de estos 16 países en torno a un comercio libre entre ellos en el futuro cercano.
China tiene un papel importante. Lo hemos visto en artículos recientes. También es muy importante la presencia de India, y la de Japón.
Se suma todo esto a otros organismos con notoria participación asiática.
Uno de ellos es el Brics, palabra formada con las iniciales de los participantes: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Tuvieron su más reciente reunión en India.
Esa reunión coincidió con otra, en el mismo lugar, del Bimstec, cuyos miembros son: Bangladesh, Bután, Myanmar (Birmania), Nepal, Sri Lanka (Ceilán), India y Tailandia. También hubo una reunión entre esta organización y el Brics.
Poco antes de esta última reunión, el presidente de las islas Filipinas, Rodrigo Ruterte, estuvo en China; habló incluso con el presidente de este país, para después hacer un recorrido por esa nación, junto con un numeroso grupo de técnicos y políticos, y firmar acuerdos con el gobierno chino.
Se había fundado también el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura, con sede en Shanghai, China. Se han financiado numerosas obras, incluso ferroviarias, en Asia.
En toda la primera parte de este artículo, incluimos información que no se había dado a nuestro público. Recordamos que los últimos países en los que Estados Unidos tenía antes una importante influencia en Asia eran Japón, Filipinas y Turquía. ¿Qué les queda de cada uno de ellos? Y más adentro del Océano Pacífico, están Australia y Nueva Zelandia.
Australia ha tenido a China como principal socio comercial durante los últimos ocho años. En 2016, el volumen del comercio entre Australia y China fue de más de 100 mil millones de dólares. En diciembre de 2015, entró en vigor un tratado de libre comercio entre los dos países.

Saturday, March 25, 2017

Gresca en la cabina de Radio UAGro entre docentes antagónicos de la Ceteg

Al calor del encontronazo, seguidores de Morales Vélez intentan agredir al reportero Sergio Ocampo
Arturo de Dios Palma ( )
Chilpancingo, 24 de marzo. Profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) convirtieron en un ring la cabina de Radio UAGro. Integrantes de las dos fracciones de la coordinadora se lanzaron acusaciones. Se dijeron que reciben dinero y camionetas a cambio para terminar con movimientos; que son informantes del gobierno; representan a partidos políticos. En la gresca, intentaron agredir al reportero Sergio Ocampo Arista, quien transmitía su programa.
Alrededor de las 8 de la mañana, el profesor Genaro Guevara Hernández decía en los micrófonos de Radio UAGro que la cabeza de una de las corrientes de la Ceteg, Antonia Morales Vélez, había recibido dinero para concluir las movilizaciones por la presentación de los 43 normalistas desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala.
También decía que Morales Vélez no quería renunciar la Comisión Política de la Ceteg en la región Centro, la cual tuvo que haber dejado desde hace un año.
Los comentarios eran escuchados lo Morales Vélez y sus seguidores. Minutos después arribaron a las instalaciones de Radio UAGro. Justo cuando Guevara Hernández dejaba las instalaciones, llegó el grupo de Morales Vélez y lo obligó a regresar a la cabina.
En la cabina, los seguidores de Morales Vélez comenzaron a lanzar consignas en contra de Guevara Hernández y en contra del conductor del programa, el reportero Sergio Ocampo. Hubo, incluso, hasta empujones.
La agresión en contra del reportero también fue escuchada por al sintonía de Radio UAGro y a la cabina llegaron reporteros en apoyo de Ocampo Ariza.
Después de que el ánimo bajó, las dos fracciones de la Ceteg se sentaron a discutir sus temas.
Morales Vélez se defendió. Dijo que no quiere perpetuarse en la Comisión Política y anunció que está concluyendo un informe que entregará próximamente.
En respuesta el otro grupo, le pidieron a Morales Vélez que sólo les diga si va entregar o no el informe para saber.
Después tomó el micrófono y dijo que en la Ceteg se vive una simulación. Indicó que perdió legitimidad ya que a las asambleas ya no acuden las bases.
“La Ceteg es sólo un membrete que todos usan y prostituyen”, dijo el profesor, mientras los acompañantes de Morales Vélez le gritaban que era infórmate del Estado.
“Síguele informando a Gobernación”, se escuchaba.
Otra vez en respuesta, Morales Vélez le dijo que con su discurso solo estaba poniendo en evidencia que le sirve al Estado, al Snte y a los partidos políticos.
“A Walter le van a dar una diputación local plurinominal”, gritó uno de los seguidores de Morales Vélez refiriéndose a Walter Emmanuel Añorve, dirigente de la Ceteg en Acapulco.
Después de casi tres horas de debate, las dos fracciones de la Ceteg abandonaron la cabina y continuó la transmisión normal de Radio UAGro.

Esa ausencia que se siente

Gustavo Gordillo
M
uro, TLC, migrantes, drogas. No son sólo las coordenadas de nuestra disputa con el gobierno de Trump, sino también el centro de la reconstrucción del Estado mexicano, ese ente cuya ausencia se siente.
Muro. El muro de Trump no es un tema de cuánto cuesta y quién lo paga. Al final se trata de un símbolo. Como señaló Claudio Lomnitz en La Jornada del miércoles pasado, el muro [de Trump] marca y será un símbolo perdurable de un compromiso nacional con un modelo de sociedad, tanto como lo fue antes la Estatua de la Libertad, y propone que frente a una reacción nacionalista, México desarrolle para sí una versión propia de la sociedad abierta, como imagen contrastada a la nueva ce-rrazón estadunidense. Sería magnífico que un grupo de artistas, intelectuales y organizaciones ciudadanas de ambos lados de la frontera norte convocaran a nuestras sociedades a idear un símbolo a lo largo del lado mexicano de la frontera que reivindique al migrante, al libre tránsito de personas, y a las fronteras abiertas.
Migración. El modelo que usó Trump en su campaña: la Operación Espalda Mojada en los años 50 tiene una diferencia central: se trataba de mexicanos que Estados Unidos buscaba expulsar como consecuencia del fin de la Segunda Guerra Mundial y el regreso de sus tropas, y que México buscaba repatriar porque faltaban brazos para atender el gran boom del algodón en los estados del norte de México. En este esquema aún así doloroso y violento como el que han enfrentado hoy los paisanos, salieron de Estados Unidos un millón de personas a lo largo de un periodo de más de cinco años. Ahora hay al menos 11 millones de personas potencialmente afectadas y aunque un alto porcentaje son mexicanos hay también muchos ciudadanos de otras nacionalidades, particularmente de países de Centro América. Muchos llevan bastantes años de vivir allá y no desean regresar a sus países de origen y muchos también han nacido en Estados Unidos y lo que afrontan es la ruptura de su familia. México ha sido en la última década sobre todo lugar de tránsito pero recientemente, también lugar de destino de muchos migrantes. Se requiere una política integral que atienda la problemática desde la perspectiva de las dos fronteras y con una visión coherente y no esquizofrénica o, más grave aún, cínica.
Drogas. La guerra contra las drogas ha fracasado en su propósito central, pero también han enlutado a miles de familias mexicanas. Ha corrompido instituciones, ha desfondado la gobernabilidad local, ha colocado en peligro a millones de mexicanos y ha dañado el prestigio de las fuerzas armadas. Hemos hecho la guerra que Estados Unidos ha querido que ha-gamos mientras avanza incontenible el comercio irrestricto de armas y dinero sucio del otro lado a México. La cuota de vidas humanas incluyendo soldados ha sido escandalosa. Allá avanza la lega-lización de las drogas. Aquí se encuentra el pivote central para cambiar nuestras relaciones con Estados Unidos y para iniciar una transición que será larga en la reconstrucción del Estado mexicano.
TLC. La discusión sobre el TLC no puede circunscribirse a su negociación, re-negociación o sustitución. En el centro se encuentra la posibilidad de una estrategia de desarrollo para el país que sea inclusiva, articulada y que afronte tanto la pobreza como la desigualdad.
Frente a esto, se encuentra un mentiroso serial compulsivo. La entrevista a la revista Time no tiene desperdicio, salvo la frase del poder descarnado: yo soy el pre-sidente y ustedes no. Terminará con sus políticas afectando a esa población blanca con escasos estudios, con alta mortalidad, alta tasa de divorcio y de familias rotas, ahogada en la pandemia de las drogas; que llevó al patán a la Casa Blanca.
Pero en ambos lados de la frontera se enseñorea esa ausencia que se siente: de un Estado que garantice la seguridad humana a sus ciudadanos.
¡Justicia por Miroslava Breach!
Twitter: gusto47