Saturday, September 27, 2014

Fabiola Martínez: Murió Raúl Álvarez Garín

Raúl Álvarez Garín, luchador social, militante de izquierda, destacado miembro del Consejo Nacional de Huelga y escritor, falleció ayer luego de enfrentar una dura enfermedad. Fue uno de los personajes más emblemáticos del movimiento estudiantil-popular de 1968, considerado el fenómeno más significativo de la historia de México en la segunda mitad del siglo XX.
Hasta el último momento, conservó lucidez y se mostró interesado de la situación de las luchas sociales.
Es una gran pérdida para todos, para la familia, para los amigos, para México, para la lucha por la libertad, la justicia y la democracia. Fue mi hermano, por decisión de ambos, dijo Félix Hernández Gamundi, también integrante del movimiento del 68 y amigo de Raúl desde su época de estudiantes, en el Instituto Politécnico Nacional.
Álvarez Garín es sinónimo de la lucha revolucionaria y de militancia de izquierda; desde adolescente estuvo presente en casi todas las luchas: estudiantiles, magisteriales, campesinas y obreras.
Elena Poniatowska expresó: “Sin Raúl Álvarez Garín no existiría el libroLa noche de Tlatelolco, porque él reunió a los estudiantes en su celda y a raíz de eso, toda la vida fuimos amigos. Con Manuela, su madre, que era una gran maestra de matemáticas.
Raúl –agregó la escritora– fue de una entereza enorme toda la vida y un líder absolutamente incontestable del movimiento estudiantil; se puede decir que en Lecumberri había dos líderes del 68: Álvarez Garín, del Poli y también de la UNAM porque lo querían mucho Manuel Peimbert Sierra y Gilberto Guevara Niebla.
Todos los mexicanos ligados en una u otra forma al movimiento estudiantil lo vamos a extrañar una barbaridad, porque hay pocos Álvarez Garín en el mundo, expresó Poniatowska.
Apenas en agosto pasado, el matemático politécnico, maestro de la Facultad de Economía de la UNAM y ex trabajador electricista recibió su afiliación al Sindicato Mexicano de Electricistas.
Foto
Raul Álvarez Garín, el 17 de septiembre de 2003, cuando el Comité 68 presentó el video 10 de junio, crimen de EstadoFoto Yazmín Or­tega Cortés
Ese día se asumió como el trabajador 16 mil 600, dijo en alusión al número de credencial que le tocó, en esta organización gremial en resistencia. También fue un despedido político de la CFE, comentó entonces.
Se destacó como líder ideológico, con vasta producción escrita; un convencido de la difusión de las ideas. Desde estudiante impulsó un periódico y, al salir de la cárcel, junto con otros integrantes del movimiento de 68, construyó la revista Punto Crítico.
Tras muchos años, ya como militante del Partido de la Revolución Democrática, siguió promoviendo la prensa crítica, como coordinador de asuntos laborales y sindicales de Corre la Voz, periódico distribuido entre movimientos populares del valle de México.
Publicó La estela de Tlatelolco: una reconstrucción histórica del movimiento estudiantil del 68. Pero sobre todo, se le reconoció su incansable labor para el esclarecimiento de los crímenes del pasado.
En los meses recientes, Álvarez Garín recibió homenajes, uno en el Centro Cultural Universitario.
En 2008, a 40 años de la masacre de Tlatelolco, dijo: Siento un compromiso vital con los aspectos políticos generales, no sólo por la experiencia propia sino por lo que se muestra que continúa como amenaza grave en la vida nacional.
Fueron más de 50 años de compromiso con los movimientos colectivos, siempre con convicciones morales y una gran honradez, entereza y valentía fuera de toda duda. A pesar de aquejarle un padecimiento severo, vivió sus últimos días con absoluta tranquilidad, preguntando por el devenir de las cosas; interesado en los eventos conmemorativos del 2 de octubre, agregó Hernández Gamundi.


Sunday, September 21, 2014

La Jornada: Más noticias de la organización de Shanghai

La Jornada: Más noticias de la organización de Shanghai:



 "De hecho, siguen saliendo noticias importantes de la reunión de la Organización para la Cooperación de Shanghai (OCS; también es muy usada la sigla en inglés SCO)."



'via Blog this'

Friday, September 19, 2014

Incurrió edil de Cholula en madruguete en la conformación del Consejo Ciudadano: Glockner



El doctor en Antropología e investigador de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) Julio Glockner Rossainz, dijo al alcalde de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, que “estar con políticos es recibir madruguetes”, pues hizo pública su inconformidad por la conformación del Consejo Consultivo Ciudadano en Defensa por el Patrimonio Arquitectónico y Arqueológico de Cholula, al criticar que no se está respetando la inclusión de especialistas en el tema.
Esto fue declarado durante la audiencia pública que efectuó el presidente cholulteca este jueves, en el patio de la presidencia municipal, donde opositores a la expropiación de tierras y de la construcción del parque de las siete culturas cuestionaron al edil sobre el proyecto que impulsa en conjunto con el ayuntamiento de San Andrés y el gobierno del estado.
Con micrófono en mano, Julio Glockner le reprochó a Espinosa Torres que habían acordado cómo estaría conformado el Consejo Ciudadano y no cumplió, pues ahora el edil presenta una lista de personas inexpertas.
El antropólogo evidenció que el pintor Pepe Lazcarro Toquero es un artista de trayectoria internacional pero desconoce de preservación arqueológica, al igual que el doctor Enrique Cárdenas, a quien ubicó como el dueño de un hotel y ex rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), además del arquitecto Barquero.
–Entonces conformen un Consejo aparte –refutó el edil al investigador, notoriamente molesto.
–Ándale; la propuesta fue traicionada –esgrimió Glockner.
“Entonces, no acepto la invitación para conformar este Consejo Consultivo a modo hasta que no vea el proyecto; tengo la mala costumbre de pensar muy bien las cosas que hago”, reviró al alcalde cholulteca, quien días antes había invitado al antropólogo a formar parte de este organismo.
–Te voy a enviar todas las solicitudes hechas –alcanzó a responder Espinosa Torres.
Julio Glockner expuso públicamente que en una reunión pasada sostenida entre José Juan Espinosa y un grupo de defensores del patrimonio arqueológico, acordaron que académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Centro de Investigación de Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) integrarían el Consejo Consultivo que tendría como objetivo presentar un proyecto final sobre la obra.
“Iba estar integrado fundamental por especialistas que vigilaran el trabajo del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), por representantes del gobierno municipal y por sectores que mantienen vivo el culto a la virgen de los Remedios desde el periodo colonial”, argumentó.
Sin embargo, Glockner externó que le sorprendió mucho que haya lanzado una convocatoria en términos amplios para la conformación del Consejo, porque se desvanece su propósito esencial.
“Entiendo que lo tuyo es una preocupación política, de ahí la idea del Consejo Ciudadano, pero esa pluralidad le resta fuerza a los propósitos de este organismo, porque se desconoce cómo va a operar y en qué momento va a presentar un proyecto serio”, cuestionó el especialista.
En esa tesitura continuaron sus declaraciones. “El proyecto del parque que presentó el ayuntamiento de San Pedro como el de San Andrés, que está peor, no tiene sustento arqueológico, histórico, arquitectónico ni religioso, cuando esta ciudad tiene una vocación religiosa desde hace más de 2 mil años”.
Glockner fue más agudo en su crítica: “Se está actuando como si se fuera a operar un terreno baldío y esto es alarmante. La torpeza e ignorancia que hay alrededor del proyecto es ofensivo para los habitantes como para los visitantes a la pirámide”.
Y remató que los delegados del INAH en varios estados han sido impuestos por el gobernador, “por eso tenemos las ocurrencias más insólitas avaladas por el instituto, porque el señor delegado le debe la chamba al gobernador.

Sunday, September 14, 2014

La Jornada: Se fortalece una especie de contra-organización de la OTAN, en Asia

La Jornada: Se fortalece una especie de contra-organización de la OTAN, en Asia:



"Actualmente, los miembros de la Organización para la Cooperación de Shanghai (OCS) han sido seis: Rusia, China, Tadzhikistán, en cuya capital Dushanbe se celebró la reunión, Kazajstán, Kyrgystán y Uzbekistán. Están en proceso de incorporación India, Pakistán, Irán y Mongolia."



'via Blog this'

Monday, September 8, 2014

¿Qué decir sobre el periodismo de este momento?*

08/09/2014 04:00 
 Publicado por 

El mundo está muy mal, ya lo ha dicho Mafalda, pero tal vez está peor de lo que ella creía. Cuando supe que desde la Revolución Industrial hasta ahora, apenas unos dos siglos, nos hemos acabado la mitad de las selvas y los bosques del planeta entendí dos cosas: que estamos muy mal y que la culpa la tienen quienes inventaron la Revolución Industrial.
Me duelen las muertes en África por el sida, el ébola, las guerras estimuladas por los vendedores de armas, pero sobre todo por el hambre. Los europeos colonizaron ese continente, le extrajeron decenas de millones de seres humanos, hombres, mujeres, niños y niñas, a quienes esclavizaron para repartirlos por las otras colonias europeas con el fin de que hicieran los trabajos más rudos. Pero también agotaron, hasta el punto del exterminio, los maravillosos recursos naturales de aquel continente que dio origen a la humanidad. Hoy regresan al África los rubiecitos con sus vehículos doble tracción y las mejores intenciones onegeneras derivadas de la histórica culpa, pero elevan y multiplican las cercas y las lanchas rápidas para impedir que los africanos que se mueren de hambre, esos pobres creados por ellos, lleguen a poblar las limpias ciudades europeas. Bueno, sí permiten que pasen algunos, únicamente los que van a recoger la basura y a limpiarles el excremento, y uno que otro que le pegue o enceste bien un balón; primero hay lograr atravesar el Mediterráneo sin que las olas vuelquen las pateras en que viajan o ser sorprendidos por las guardias marítimas.
Todos estamos pensando ahora en la similitud de este fenómeno con el que ocurre entre Estados Unidos y América Latina y el Caribe; pensamos en el tren apodado La Bestia, –que lo es– donde los centroamericanos son carne de extorsión, prostitución y muerte, a cargo de los narcos, los policías, los gobiernos. Y pensamos en nuestros paisanos cruzando desiertos, brincando la indecente valla fronteriza o haciéndole túneles para llegar a aquel país a que en les paguen un tercio de lo que ganan a los que tienen su green card, a ser humillados, presos, torturados; pero siempre será mejor eso que vivir en un México del horror, de hambre y desesperación.
Perdón por este punto de vista pesimista; es que no pude escuchar el informe del señor presidente de la república ni he visto los boletines informativos del gobernador, ni he podido subirme a la rueda de la fortuna; de haberlo hecho, pensaría cosas mucho más lindas. No estaría calculando que el municipio de Puebla cuenta con el deshonroso–honor de tener el mayor número de pobres del país y ser la entidad con mayor desigualdad económica y social de América Latina.
Y me duele cuando mis amigos campesinos no me pueden invitar un taco en sus casas porque nomás les quedan seis tortillas para sus hijos; y que la deforestación del estado debe estar por el 60 por ciento en los últimos 30 años; y que no hay un cuerpo de agua natural que no esté contaminado; y que hay una enorme demanda de educación que se compensa con negocios privados, porque nuestras universidades y escuelas públicas no tienen el presupuesto suficiente para satisfacerla, y que la gente se muere de enfermedades medievales en Puebla, y que hay una flamante hospital sin médicos ni equipos suficientes. Pero tenemos unos andadores volados desde la rueda de la fortuna hasta la nueva sede del gobierno, el llamado CIC, ese mamut que nos ha endeudado durante décadas sin que hiciera falta, y desde esos andadores se ve lo linda que es esta ciudad donde no están los pobres.
Eso sí, tenemos una democracia impecable que nos cuesta 35 mil millones de pesos y nadie cree en ella, democracia que en su desarrollo ha acompañado el empeoramiento de las condiciones económicas, sociales y culturales de México. ¿Qué pasó? Nos dijeron que esta democracia nos llevaría a la prosperidad, y ha ocurrido todo lo contrario; no por la democracia en sí misma, sino por esta mal llamada democracia, secuestrada ya por los usufructuarios de todo: las televisoras, las mafias, los partidos, los ifes, los ifais y los tribunales. El voto libre es minoritario frente al voto comprado, al coaccionado, al manipulado por el miedo y los medios de comunicación masiva, que son, lo hemos visto una vez más, los grandes beneficiarios de esta democracia a la mexicana.
No me quiero poner amargoso, porque se me da, como se aprecia. Pero debo preguntar: ¿quién da a conocer todo esto? ¿Quién propicia la reflexión, la discusión y el análisis sobre esta situación? Pocos, muy pocos. Los grandes medios son los reyes del ocultamiento y la manipulación; a estos medios les resulta la verdad lo que la kriptonita a Superman.
El Poder no quiere que se diga nada que les contravenga. Buscan la forma de evitar que se describan las cosas, las verdades que los hacen verse mal. Por eso no quisieron a Carmen Aristegui en Imevisión, en Imagen, en W Radio; y pretendieron echarla de MVS, pero no contaban con una sociedad civil que salió a las calles a defenderla, que la protegió desde otros medios hermanos, como mi Jornada, desde las redes sociales. Es un caso para registro histórico el de Carmen. Hay veces que me dicen, cómo puede hacer tanto, si está solita. Pero no está sola, es la periodista más acompañada de este país y de muchos otros. Quiero recordar ahora que en el 18 aniversario de La Jornada de Oriente Carmen nos acompañó también, como ahora; entonces era parte del ejército, pero del ejército comunicacional del reserva, de desemplados, porque no le quisieron renovar el contrato en la W Radio –propiedad de Televisa y el grupo gachupín Prisa–El País– y no lo hicieron porque Carmen se puso a decir y demostrar que Marcial Maciel, el fundador y propietario de un negocio llamado Legionarios de Cristo, era un megapederasta. Como algunos señores dueños de esos medios habían sido bautizados por el violador michoacano, no podían aceptar que en sus casa se hicieran semejantes comentarios.
Pero cuánta razón tuvieron al denunciar firmemente esta situación Carmen Aristegui y Javier Solórzano, y La Jornada, y hasta Ciro Gómez Leyva y Dennisee Merker, –cuando vivían en el error, es decir, vivían fuera del gran presupuesto– al denunciar a este criminal, tan amigo por cierto de Juan Pablo II.
Bueno, perdón por el ramoneo, lo que dije en aquel aniversario fue que Carmen, como Espartaco, volvería y sería millones. Y así ha sido, te lo dije. Gracias, Carmen, por logarlo; nos haces mucha falta.
Hace unos meses emprendieron una campaña de difamación y acoso contra Carmen y su equipo de trabajo, quienes además del programa radiofónico han desarrollado un portal de alcance increíble con más de dos millones 200 mil seguidores en twitter, el primer lugar en la radio del Distrito Federal por casi tres veces sobre su más próximo perseguidor, y tres millones 300 mil seguidores el facebook. Pero ella tiene la culpa; para qué cuestiona la ley Televisa II y a sus promotores; para qué descubre la red de prostitución que desde el PRI DF se hacía bajo la égida de una excrecencia de grandes proporciones apodado el príncipe de la basura; para qué pone en duda las leyes secundarias que entregan el país a una piara de empresarios energéticos insaciables, al duopolio televisivo que carcome la voluntad popular. No tienen la culpa los que cometen los abusos y delitos, la tienen, la tenemos los que damos cuenta de ellos. Y matar al mensajero les parece una solución.
En Puebla tampoco quieren que contemos las cosas; bueno, quieren que las contemos tal como las cuentan las televisoras y las radiodifusoras poblanas; así quieren. Quieren que solo se vean las ruedas de la fortuna y no las balas de goma. Pero hay los que hemos dicho que no, que así no, que no nos vamos a someter.
Primero, hicieron lo que yo llamo una “mesa de exterminio”, reuniendo a los principales compradores de publicidad, en la que quisieron tener “una sola política de comunicación” dictada por el gobierno del estado, política consistente en alabar al poder y eliminar cualquier crítica. En los hechos, ello quería decir que solo se debería comprar publicidad a los que estaban en una lista que repartieron a los asistentes. La “lista de Schindler poblana”, le llamo, porque en ella estaban los que se iban a salvar de sus hornos crematorios, medios que serían los únicos a los que podría comprar anuncios. Desde luego, no estaba La Jornada de Oriente en esa lista. Luego ha habido intentos de arreglos con las matrices de los medios que las tienen para controlar o eliminar las publicaciones locales. Otras presiones se han llevado a cabo que tampoco son menores, incluidos sospechosos robos de archivos en las casas de periodistas y políticos, que en Puebla se han vuelto muy comunes. Alguna vez públicamente se dijo, incluso: no lean esos periódicos, los vamos a eliminar. Con la pena, aquí seguimos. Aquí seguiremos.
Herbert Matthews, corresponsal en una guerra muy importante para la historia de México y el mundo, la llamada Guerra Civil Española, que duró de 1936 a 1939 y por cuyos resultados algunos estamos aquí, renegaba de los periodistas que se hacían pasar por neutrales, y los calificaba de falsos e hipócritas, y el se decantaba por “la causa de la justicia, de la moralidad y de la decencia”. Y, como tantos otros que lucharon en esa guerra desde la trinchera del periodismo. “La guerra también me enseñó que –escribió–, a largo plazo, la verdad siempre triunfa. Podría parecer que el periodismo fracasa en su contenido diario de proporcionar material a la historia, pero ésta jamás naufragará en su empeño, siempre que el periodista escriba la verdad”.
Decir que los de La Jornada somos neutrales es una afirmación que nadie se cree. No lo somos porque nunca lo hemos querido ser, porque no podemos ver igual a quien abusa que al que es víctima del abuso; no podemos ver igual al poderoso que al sometido. Eso no quiere decir que no tomemos en cuenta lo que cada uno de los actores dice, tal como lo dice. Una cosa es el género informativo y otra el opinativo; que quede claro. Este periodismo sí cuenta todas las versiones; en eso también somos lo contrario de este poder de hoy.
En Puebla, México y el mundo hay mucho que contar porque la gente debe tener la oportunidad de saber, de saber algo próximo a la verdad, no las historias maquilladas e interesadas que son las que el poder quiere que se sepan. En Puebla, en casi 25 años de trabajo periodístico, no recordamos un gobierno tan intolerante hacia la crítica, y mucho menos tan perseguidor de la disidencia de cualquier tipo. Hemos contado lo que este gobierno poblano ha hecho desde el comienzo del sexenio: con jubilados, con los defraudados en sus ahorros, con comerciantes, campesinos, maestros, opositores al absurdo y altamente peligroso gasoducto que pasa por el Popo; con los mototaxistas y quienes reclaman que les regresen sus rutas de transporte; con los defensores del patrimonio histórico frente al que el gobierno tiene menos respeto que a un montoncito de basura; contra a los campesinos que levantan su voz porque les quitaron el registro civil de sus pueblos, y a quienes se les responden con toletes y balas de goma, como la que produjo la muerte del niño José Luis Tehuatlíe Tamayo y decenas de heridos y, cada día se sabe más, asaltos policiacos perpetrados por los granaderos en diferentes partes del estado. Son notables las presiones para que los pobladores serranos acepten la instalación de mineras e hidroeléctricas en zonas de alta calidad ecológica y cultural.
Hemos contado que en Puebla hay 33 presos sociales y políticos, casi la mitad de los presos que hubo en el Movimiento Estudiantil de 1968; y muchos detenidos y perseguidos con órdenes de aprehensión; e incursiones violentas a los hogares de disidentes, como los casos del investigador universitario Ricardo Pérez Avilés o el comisariado comunal de Amecac, Avelino Velázquez Tapia. Hemos contado también el abandono social y económico de los que son víctimas los poblanos, la desatención absoluta al tema ambiental, con los resultados previsibles; la falta de apoyo al campo y las viejos y a la salud.
Todo esto lo vamos a seguir contando, ténganlo por seguro.
A nuestros lectores y a quienes muy pronto los serán les decimos: seguiremos escribiendo lo que vemos y averigüemos y no nos van a parar ni a detener, y mucho menos a desaparecer.
*Texto para leer en la conferencia de Carmen Aristegui “Periodismo en el México de hoy”, para abrir el ciclo de festejos por el XXV aniversario de La Jornada de Oriente.

Sunday, September 7, 2014

La Jornada: Accidentes petroleros: caros o baratos y estimulantes

La Jornada: Accidentes petroleros: caros o baratos y estimulantes:



 "Hace una semana, partiendo del accidente de Buenavista, en Cananea, Sonora, enumeramos otros, petroleros, que resultaron relativamente baratos para los responsables de la o las instituciones."



'via Blog this'