Monday, August 24, 2015

Se prevé alta volatilidad con peso, bolsa y petróleo bajo presión

Israel Rodríguez y Juan Antonio Zúñiga

Los mercados de cambios y de valores de México comienzan hoy la semana financiera más especulativa en más de seis años, con una presión sobre el peso como no se había observado desde marzo de 2009, y un indicador bursátil en una posición que no sólo anuló lo avanzado durante 2015, sino que se ubica en un nivel que implica una caída anual de 7 por ciento y pérdidas anuales por alrededor de 526 millones millones de pesos en el valor de capitalización de las empresas, según los registros del Banco de México (BdeM).

A la par, el precio de la mezcla mexicana de petróleo abre este lunes en 36.24 dólares por barril, cotización 8.69 por ciento menor respecto a la que tuvo del pasado 14 de agosto, que implica 3.45 dólares menos por tonel. Con ello, durante 2015 el precio del barril de la canasta de crudos mexicanos muestra un descenso acumulado de 20.26 por ciento, equivalente a 9.21 dólares por barril, y un nivel promedio de 49.10 dólares por barril , 29.90 dólares abajo del precio de 79 dólares previsto en la Ley de Ingresos 2015.
Los analistas de Grupo Financiero Santander aseguraron que “esta situación genera incertidumbre sobre los resultados de las siguientes licitaciones de la ronda uno del sector hidrocarburos, considerando incluso que la primera subasta de dicha ronda estuvo por debajo de lo esperado (por la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos), y estamos a la espera de la segunda subasta de laronda uno, que se realizará el 30 de septiembre”.
Entre tanto, el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró las operaciones del pasado viernes 21 de agosto en 42 mil 163.62 puntos, su menor nivel desde el 11 de febrero, el cual implica además la pérdida total del avance alcanzado durante 2015 e incluso se coloca 2.3 por ciento debajo del nivel donde se ubicaba al término de 2014.
En términos anuales la BMV abre con pérdida de 7.7 por ciento en el valor de capitalización del mercado, equivalente a 526 mil millones de pesos. En la semana del 17 al 21 de agosto el mercado bursátil mexicano fue el sexto con peor desempeño en el mundo, con una baja de 6.7 por ciento en su principal indicador, sólo superado por las bolsas de Corea, Turquía, Argentina, Rusia y China.
El peso mexicano, por su parte, abre este lunes en ventanillas de bancos y casas de cambio en niveles sin precedente en su cotización libre de 17.28 pesos por dólar, y de 16.7385 pesos en las grandes operaciones interbancarias, luego de que durante la semana pasada fue una de las monedas de países emergentes con mayor depreciación (-3.6 por ciento) junto con el peso colombiano (-3.7 por ciento) y el rublo de Rusia (-6.1 por ciento). Por lo pronto, la Comisión de Cambios continúa inyectando dólares al mercado y en lo que va del año ya suman 9 mil 302 millones.
En los más de 22 años desde que entró en vigor la reforma monetaria que eliminó tres ceros a la denominación de la moneda nacional y entraron en circulación los llamadosnuevos pesos, la moneda nacional delinea una clara tendencia devaluatoria, asociada a las situaciones críticas de la actividad económica del país.
Los nuevos pesos entraron en vigor el primer día de enero de 1993 con una paridad de 3.12 pesos por dólar bajo el régimen de libre flotación, con el cual llegó a 3.9970 pesos casi 23 meses después, el 21 de diciembre de 1994. Al día siguiente la paridad pasó a 4.90 pesos, lo que significó una devaluación de facto de 25 por ciento, que se conoció como el error de diciembre. Aquel traspié del nuevo peso marcó la pauta a la recesión de 1995.

La Jornada

No comments:

Post a Comment