Thursday, July 7, 2016

Muere Cinna Lomnitz, el geofísico más importante de AL



Ciudad de México. El destacado científico Cinna Lomnitz, considerado el más importante geofísico de América Latina e investigador emérito del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), también padre del colaborador de La Jornada Claudio Lomnitz, falleció la mañana de este jueves en el Hospital San Angel Inn.
Lomnitz fue un ingeniero, geofísico, investigador y académico nacido en Köln, Alemania en 1925, y nacionalizado mexicano, que realizó invaluables contribuciones a la ciencia, entre las que destaca la “Ley Lommnitz”.
Se tituló como ingeniero en 1948 por la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile. Posteriormente obtuvo la maestría en mecánica de suelos bajo la tutela de Karl von Terzaghi, en la Universidad de Harvard. Gracias a una beca de la Unesco ingresó al California Institute of Technology para cursar el doctorado en geofísica. Fue el primer doctor en esa disciplina en América Latina.
Lomnitz fue discípulo Charles Francis Richter, de quien fue asistente por dos años en el Laboratorio Sismológico del Caltech. Fue alumno del Premio Nobel Carl David Anderson en el curso de física-matemática, y alumno y colaborador de Beno Gutenberg, Bob Sharp, Ian Campbell y de Hugo Benioff.
Al concluir su doctorado, regresó a Chile, en 1957, y el rector de la Universidad de Chile, Juan Gómez Millas, lo invitó a hacerse cargo del Instituto de Geofísica, creado especialmente para Cinna Lomnitz. Ahí se formaron sismólogos de categoría internacional, entre ellos Lautaro Ponce, de la Universidad Nacional Autónoma de México; Raúl Madariaga, de la Escuela Normal Superior de París; y Armando Cisternas, de la Universidad de Estrasburgo.
En 1964, Lomnitz aceptó una plaza en la Universidad de California en Berkeley, como jefe de la red sísmica. Ahí conoció a dos prominentes invetsigadores de la UNAM: Roger Díaz de Cossío y Emilio Rosenblueth, quienes al conocerlo le propusieron que diera una conferencia en la casa de estudios mexicana.
En aquellos años, el Instituto de Geofísica de la UNAM, que fue fundado en 1949 por Ricardo Monges López, requería profesionalizar y fortalecer el Servicio Sismológico Nacional que está bajo su cargo. Lomnitz fue invitado por los académicos a formar parte de la máxima casa de estudios, y tras meditarlo un par de añoñs, aceptó.
Ya como investigador de la UNAM, Lomnitz revolucionó el estudio de las áreas de la sismología. El sismo que azotó a la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985 le causó un gran impacto, por lo que el científico decidió desde ese momento dejar de lado sus diversas líneas de investigación y se dedicó exclusivamente a desentrañar las causas de esta catástrofe.
En 1990 fue designado editor de la revista Geofísica Internacional, órgano de la Unión Geofísica Mexicana que publica el Instituto de Geofísica. En 1995, a propuesta de la UNAM, ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes. En 1997 mereció el Premio Universidad Nacional y la designación de investigador nacional emérito, y desde de 2002 es investigador emérito.
Lomnitz contrinbuyó a las actividades académicas del Instituto de Geofísica como maestro, investigador, conferencista y como miembro de diversas comisiones y consejos de la UNAM.
Fue jefe del Departamento de Sismología, miembro del Consejo Interno y de las comisiones dictaminadoras de los institutos de Geología, de Física y de Ciencias del Mar de la casa de estudios. Fue miembro del Comité de Ciencias de la Tierra del Sistema Nacional de Investigadores, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y de la Academia Mexicana de Ciencias.
Además, era miembro de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo, de la American Geophysical Union, de las sociedades sismológicas de Alemania y de Estados Unidos, y de diversas organizaciones científicas.
Es autor de tres libros y de más de 100 artículos en revistas de circulación internacional. Se interesó además, en forma crítica, por el campo de la predicción de sismos, tema de su libro Fundamentals of Earthquake Prediction (John Wiley, Nueva York, 1994).

No comments:

Post a Comment