Thursday, September 29, 2016

Roger Waters se mofa de Trump y recuerda a los 43 de Ayotzinapa

Jorge Caballero |  miércoles, 28 sep 2016  23:15

Sunday, September 25, 2016

¿Qué pasa en Vietnam? ¿Y en Laos?

Antonio Gershenson
H
ace mucho que pasó la llamada Guerra de Vietnam, aunque participaron también otros países. No nos llegan noticias por los medios normales de comunicación. Sabemos que la guerra terminó con la huida del continente de las tropas estadunidenses, la derrota de los ejércitos títeres y muchos muertos, principalmente de Vietnam y luego de Laos. ¿Pero qué pasa ahí hoy?
El pasado 15 de mayo, en estas páginas, hablamos de que había diferentes fases de construcción de una red ferroviaria en el sureste de Asia, entre la estación de Kunming, en China, y en el sur, Kuala Lumpur, capital de Malasia. Son tres vías entre estas dos terminales. La central va por Laos y Tailandia. La del este va por Vietnam y Cambodia. Y la del oeste por Myanmar, antes Birmania. Como vemos, Laos y Vietnam están y estarán cada vez menos aislados.
Está también planteado un ferrocarril desde la frontera sureste china hasta el puerto de Singapur.
Se acaba de celebrar una reunión en la Asociación de Naciones del Asia del Sureste, en Vientián, capital de Laos. Como parte de la red ferroviaria mencionada está en este país una vía de 427 kilómetros, construida por China, con 72 túneles y 170 puentes.
El primer sistema ferroviario de la región fue construido con carácter colonial por Inglaterra y Francia para transportar a Europa los productos agrícolas y mineros. Luego se amplió el objetivo de los transportes a América del Norte.
Pero el rápido crecimiento de China, sobre todo en los últimos 20 años, cambió el cuadro, y las redes ferroviarias van al interior de Asia.
Un acuerdo firmado en octubre de 2006 por 19 países asiáticos y euroasiáticos establece la construcción de un Ferrocarril Transasiático, que incluirá una unión entre el sureste de China y Singapur en la costa sureste.
También se incluyen tramos de ferrocarril de alta velocidad, incluyendo el comprendido entre Kuala Lumpur y Singapur.
Vietnam tiene un alto ritmo de crecimiento económico. Su desarrollo promedio en los últimos 9 años, según datos del Banco Mundial, fue de 6.2 por ciento. En 2015, el más reciente publicado, fue de 6.7 por ciento. Sólo hay tres países en el mundo con un crecimiento mayor: China, India y Uzbekistán.
Como vemos, los efectos económicos de la Guerra de Vietnam ya quedaron atrás en los países mencionados.
En Estados Unidos, salvo lo dicho, es difícil medir los efectos. Pero su situación económica frente a los países de Asia analizados es bastante más triste. Su crecimiento promedio anual en los últimos 9 años fue de 1.3 por ciento. Y en los dos primeros trimestres de este año, peor: 0.2 por ciento en el primero, y 1.2 por ciento en el segundo.
Nuestro país estuvo entre los que tenían crecimientos relativamente altos, del orden de 6 por ciento, desde el final del cardenismo hasta 2012, cuando se impuso la política derechista de desnacionalización económica, creciente dependencia y neoliberal. Desde entonces el crecimiento económico se viene al suelo. Nuestro promedio en los 9 años recientes fue de 1.9 por ciento y para el gobierno será la gloria si no baja de 2 por ciento, lo cual está por verse. De todos modos, estamos por los suelos; la mayoría de los mexicanos, peor, mientras una minoría se enriquece.

Saturday, September 24, 2016

Corbyn llama a la unión en Partido Laborista tras relección

Afp |  sábado, 24 sep 2016  09:14

Sunday, September 18, 2016

Creciente endrogamiento, a costa de la mayoría… y de la producción

Antonio Gershenson
Y
a hemos visto, y loseguimos viendo a diario, que el endrogamiento y los mayores préstamos que el gobierno solicita van a costa de la mayoría de los mexicanos.
También se acelera la baja en la producción del petróleo. El presupuesto se va encogiendo, mientras unos cuantos altos funcionarios se enriquecen, los que menos, conservan elevados ingresos.
Se anuncia que la producción de petróleo descenderá más en 2017, incluyendo el crudo extraído.
Todas estas son muestras de que el régimen va hacia abajo. Y faltan dos años y medio para el fin del sexenio, y dos años para la elección federal.
Algunos políticos ya actúan en función de esas fechas. En lo que más deberíamos pensar es en un nuevo régimen, otra vida, un nuevo país, cuyas bases sean una mayor igualdad, una economía acelerada y no atascada, y con fundamento en la verdad; basta de ser el país de las mentiras.
Las previsiones de producción de México han estado bajando hasta casi 2 por ciento. Como si ese monto fuera lo ideal. No se dice cuánto aumenta la población, porque la producción por habitante no pasaría, ahora o al rato, de cero. Luego empezarán con los números negativos, como ya sucedió, por ejemplo, en Brasil y Argentina, para no salir de Latinoamérica.
Nos vemos obligados a recordar que, entre los primeros años 40 y 1982, la producción nacional fue del orden de 6 por ciento. En este último año, De la Madrid inicia el viraje a la derecha y los procesos de privatización y entrega al imperio y a las grandes empresas transnacionales. Se ha hablado de 30 años. Para ser precisos, son 35 años, desde el principio de la megaentrega, en 1982, hasta 2017.
Se habla del descubrimiento de seis campos petroleros. Hallazgos no tan recientes, según se desprende de las letras más chiquitas. Lo peor es que todavía no hay existencia real, y ya están viendo a qué transnacional le entregan cada parte. Ya se les olvidó que antes todo esto lo hacía Pemex, y que había trabajo para mexicanos (ahora, en buena medida, incluso el empleo se entrega, sobre todo, a personas procedentes de Colombia y Venezuela, traídos por las transnacionales). Muchas cosas de nuestra vida son muy poco deseables.
Yo vi y viví, por sólo una semana, cuando era diputado, aproximadamente en 1984, una vida muy diferente.
Le llamaban Alemania Oriental y la calificaban de dictadura, o colonia de la URSS. Pero lo que yo vi primero y, como físico que soy, fue una gran precisión del sistema. El nombre oficial del país era República Democrática Alemana. Las carreteras en México a menudo no tienen ninguna señal sobre la distancia recorrida, y cuando sí la tienen es una señal cada kilómetro. Allá, aparte de una señal de mayor tamaño cada kilómetro, tienen una más pequeña cada cien metros, con su numerito. En las bajadas, además, había indicadores de la inclinación: 15 o 20 grados, por ejemplo.
Al conocer a los habitantes, me encuentro con otras diferencias con lo nuestro. Las mujeres de la ciudad no tienen pintados los labios ni ninguna parte de la cara o del cuerpo. En cambio, las campesinas, a las que uno ve en grupos grandes, tienen todas los labios pintados de rojo. De las que vi, hablaban muy contentas, muchas al mismo tiempo. En general, se va notando en ellas una formación menos cultural que la de las urbanas, lo cual no es extraño.
La diferencia más notable, para mí, fue que allí todos decían la verdad. Ni siquiera conocían las mentiras en la vida cotidiana. Un compañero mexicano de nuestro grupo no se dio cuenta de eso. Salió a una fiesta y cuando le preguntaron a qué hora regresaría él dijo que a las 9 pm. Pero pasó esa hora y no llegaba, así que quienes lo esperaban creyeron que había habido un incidente que le impedía regresar. Y fueron a buscarlo. Él se puso furioso, consideró que era una dictadura. Yo le dije que no estábamos en México, que allí todos decían la verdad, exacta, y les extrañó que no llegara a las 9 de la noche como había dicho. De esto de decir todos la verdad, me han dicho que también se da en otras ciudades del norte de Italia, como Milán y Suiza. Y aclaran que en Roma es lo contrario, y que en algunos casos es peor que México.
Da la impresión de que todos ya tienen título o carrera o están trabajando por él. Una mesera de un lugar donde comíamos nos atendió con un gran platillo que le valió su graduación, como mesera.
En el hotel, junto a un bosque al que se puede salir a pasear, había una ventana con un multimedidor por afuera, con variables relacionadas con el clima presente y el próximo para auxiliar a los paseantes.
Había música al gusto del huésped. Una gran cantidad de discos, la mayoría de música clásica. El baño del cuarto contaba con regadera y una tina. Ésta tenía un medidor para la temperatura del agua, para que el huésped eligiera la mejor a su gusto.
Podrán haberlo destruido hasta la base. Se ve que tenían miedo, no de lo que decían, sino del mal ejemplo. La derecha, el imperio y el dinero ganaron la batalla. Pero ese país no deja de ser, en algunas memorias, un monumento a la cultura y a la ciencia para el pueblo. Ya quisiera yo que tuviéramos algo de esto en nuestro futuro.

La Jornada: Creciente endrogamiento, a costa de la mayoría… y de la producción

La Jornada: Creciente endrogamiento, a costa de la mayoría… y de la producción:



"Ya hemos visto, y lo seguimos viendo a diario, que el endrogamiento y los mayores préstamos que el gobierno solicita van a costa de la mayoría de los mexicanos."



'via Blog this'

Thursday, September 15, 2016

Marchan padres de 43 de Ayotzinapa en contra de designación de Zerón

Sergio Ocampo, corresponsal | jueves, 15 sep 2016 12:42

Chilpancingo, Gro. Más de cuatro mil personas encabezadas por los padres de familia de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, marchan en la autopista del Sol, dirección México-Acapulco.
Al respecto, Melitón Ortega, uno de los voceros de los padres de familia, denunció que el el presidente Enrique Peña Nieto se burla del pueblo y del dolor de los padres de familia, primero al destituir a Tomás Zerón y posteriormente designándolo en otro cargo del aparato federal.
El padre de familia manifestó que el gobierno mexicano se prepara cometer otro acto de impunidad en este caso por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.
Melitón Ortega dijo que la desaparición forzada es un delito de lesa humanidad y que el gobierno de Peña Nieto tarde que temprano será llevado a tribunales internacionales.

Sunday, September 11, 2016

Pemex: ¿menos producción y más entrega?

Antonio Gershenson
L
a producción de petróleo crudo en Pemex ha decaído continuamente. De 3 mil 371 miles de barriles diarios en 2003 a 2 mil 200 miles en 2016. Ha bajado en una tercera parte del monto inicial, y la actual reducción presupuestal bajará aún más la producción.
Desde el final del periodo de Lázaro Cárdenas y poco después, la producción nacional aumentó en alrededor de 6 por ciento anual, hasta el sexenio iniciado en 1982, con De la Madrid, y sus sucesores también derechistas, de PRI y PAN, para llegar al más derechista que es el actual. Tenemos ya un ritmo de la producción nacional del orden de 2 por ciento anual, al tiempo que han desnacionalizando las empresas estratégicas estatales lo más posible, entre las que destaca la petrolera.
Quien encabeza este gobierno invitó a venir a México al candidato de la derecha y de la ultraderecha a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Esto le costó al Presidente no sólo gran rechazo en México, sino también el de la invitación a venir de Hillary Clinton, la otra candidata y posible ganadora a la presidencia del país vecino.
Ya había yo mencionado en el pasado: una posición del actual gobierno nacional, a la derecha de la del gobierno estadunidense. El gobierno actual vuelve a mostrar el nivel de su habilidad política.
Hace una semana publicamos que “Se informa de los campos, que van desde Chiapas y Tabasco hasta Tamaulipas y Nuevo León, de la frontera sur a la frontera norte del Golfo de México y en tierra, que el área a entregar es de 5 mil 66 kilómetros. Parece que es una entrega sin precedente.
“En cambio, en otro concurso tuvieron que posponer el concurso que fue no sólo en el mar, sino en el mar profundo –el campo Trión–, luego de otros retrasos, con sólo dos empresas participantes. Es lógico, y para quien sepa un poquito del petróleo, que habiendo un concurso de perforación enorme y en tierra, lo más rápido para el trabajo y lo que más rinde en términos de la inversión, es que no se quiera inscribir en otro concurso como el de Trión, con mucho más tiempo y dinero con la perforación en el fondo del mar, más años de trabajo y muy probablemente menos producción y mucho peor que en el primer caso.”
Éste y otros ejemplos afectan más la imagen interna y externa del gobierno en curso. Antes de pensar en “futuros huesos”, deberíamos de pensar en la verdad y mostrar los elementos, en este caso negativos, del régimen en curso.
Sexenios de PRI y de PAN para llegar al más derechista, que es el actual, desnacionalizan las empresas estratégicas estatales lo más posible, destacando la petrolera, y han reducido con las cifras mencionadas la capacidad productiva mencionada. Y se afecta a la mayoría pero protege a la gran burocracia.
Así, el recorte presupuestal afecta producción, educación, salud y agro, afectando a la mayoría, pero mantiene los privilegios salariales de ministros, magistrados y legisladores, en general altos funcionarios. El Presidente recibirá oficialmente más de 3 millones de pesos en el año, los diputados 2 millones, y así.
Tratándose de la verdad, vimos el pasado miércoles en estas páginas que un grupo de 62 priístas pidió al líder de su partido una reforma constitucional para retirar la imputabilidad del presidente de la República por corrupción. En mexicano, esto significa que se suprima el derecho del presidente en turno a la “mordida impune”. Se sigue la baja en la producción y continúa el privilegio de los grandes funcionarios, al mismo tiempo que se sigue castigando a la mayoría.

La Jornada: Pemex: ¿menos producción y más entrega?

La Jornada: Pemex: ¿menos producción y más entrega?:



"La producción de petróleo crudo en Pemex ha decaído continuamente. De 3 mil 371 miles de barriles diarios en 2003 a 2 mil 200 miles en 2016. Ha bajado en una tercera parte del monto inicial, y la actual reducción presupuestal bajará aún más la producción."



'via Blog this'

Saturday, September 10, 2016

El mentiroso patológico y el error de agosto

Gustavo Gordillo
M
e refiero a Trump, quien en el libro que no escribió El arte de negociar (The art of deal) aclaraba socarronamente: Tienen que entender de dónde vengo. Aun cuando hay algunas personas honorables en el negocio de bienes raíces, yo estaba más acostumbrado con ese tipo de personas con quienes no quieres gastar el esfuerzo de un apretón de manos porque sabes que no tiene sentido.
Tony Schwartz, el escritor fantasma del libro autobiográfico de Trump, señala: Más que cualquier otra persona que he conocido, Trump tiene la habilidad de convencerse que cualquier cosa que diga en cualquier momento es verdadera, o más o menos verdadera o al menos debería ser verdadera.
Estas citas están tomadas del primer artículo escrito por el editor deThe New Yorker, David Remnick, de una serie de artículo intitulados:Trump y la verdad (2/9/16).
No es que los políticos, los presidentes y en general los seres humanos no mintamos. Lo sorprendente en Trump es su capacidad para mentir de manera sistemática. Pero parece que nada de eso contó cuando el gobierno del presidente Peña Nieto decidió invitarlo.
Los cuatro errores capitales. Primero creer se puede convencer a Trump de algo contrario a lo que hasta el momento le ha reportado ventajas políticas: racismo, fanatismo, política anti inmigrante, proteccionismo. Segundo, suponer que se podía negociar con un candidato sin dañar la relación con el gobierno de Estados Unidos y con la candidata demócrata. Tercero, no advertir el enorme peso simbólico que transporta en el imaginario de mexicanos y latinos, la idea de un muro en la frontera con nuestro país, pagado además por México. Y cuarto, y sobre todo, que la declive del nacionalismo revolucionario como ideología no significa que se haya borrado la más fuerte fibra pasional de la ciudadanía: su verdadero aunque difuso patriotismo.
No es la primera vez que las élites mexicanas juegan con la peregrina idea de que, por ser México un jugador mundial, puede jugar de igual a igual con Estados Unidos. Lo primero es cierto, lo segundo, por la asimetría en todos los ámbitos, no. Más grave, constatando que el tema México se ha convertido en un tema electoral en Estados Unidos, el gobierno federal creyó que podía jugar en el espacio electoral americano. Grave error que tendrá consecuencias directas.
No creo empero que siga siendo válida la idea que presidió durante mucho tiempo la política exterior mexicana de no meternos en los asuntos de los estadunidenses para que no se metan en nuestros asuntos. Idea provinciana e ingenua porque siempre han metido sus narices en nuestro país.
Hay desde luego que desempeñar un papel activo en Estados Unidos, como gobierno, como poder legislativo, como sociedad civil, como empresarios. Pero hay que jugarlo inteligentemente. Sobre todo con un enorme consenso en México y con las comunidades latinas en Estados Unidos
Hace apenas unas semanas señalaba que el mayor peligro para México no residía en el triunfo de Trump en Estados Unidos, por más que sería sumamente grave.
El mayor peligro para México es un México dividido y fragmentado.
Después de 18 años de gobiernos sin una visión de futuro, se inicia el gobierno de Peña Nieto con el Pacto por México con el propósito de recuperar la rectoría del Estado de manos de los poderes fácticos. La etapa legislativa parecía sugerir que eso sería posible. Pero el grupo dirigente deslumbrado por un relativo éxito rápido se sintió más próximo a los 60 que al país real que hoy tenemos tan diferente al que conocimos entonces.
Es necesario entender el país de hoy y reconocer que el principal reto es reconocer y gobernar la pluralidad. Desechar las prácticas y las coordenadas políticas del pasado exigen imaginar una gobernabilidad que garantice que la sucesión presidencial en 2018 se dé en las mejores condiciones posibles. Los acuerdos para lograrlo deben ser construidos hoy.
Twitter: gusto47

Sunday, September 4, 2016

La escuela pública es la que salva la educación: Héctor Adolfo Mondragón

Elena Poniatowska
H
ace 15 días, Héctor Adolfo Mondragón, secretario de Educación en Nuevo Laredo, Tamaulipas, bajo la presidencia municipal de Carlos E. Canturosas Villarreal, influyó en las autoridades para hacerme dos honores y lo recordé como joven maestro entregado a sus alumnos. La primera vez me invitó a una escuela muy pobre a la que él daba todo, desde su voz entusiasta hasta libros, cuadernos, plumas y lápices de colores. Me sedujeron su apasionamiento y su generosidad, y desde entonces he seguido su trayectoria. Siguen impactándome su vocación de maestro y lo que vi durante tres días en Nuevo Laredo (ciudad de 500 mil habitantes, porque muchos han llegado de Veracruz, Monterrey y San Luis Potosí).
En Nuevo Laredo ahora las mujeres tienen voz y se imponen. La gran mayoría es alta y muy arreglada. Todas me hablaron de su simpatía por Margarita Zavala y Adolfo Mondragón me explicó: “Fíjate que la hegemonía del PRI duró 84 años en Tamaulipas y como la gente ya estaba harta, ahora ha visto en el PAN una opción de alguna manera liberadora. En las pasadas elecciones, en Tamaulipas ganó Josefina Vásquez Mota, porque la gente está buscando un cambio. Actualmente cunde la simpatía por Margarita, por ser mujer. También ayuda que Hillary Clinton sea la candidata de Estados Unidos y desde esa perspectiva, en Nuevo Laredo, las mujeres están seguras de que una mujer haría un mejor papel que el que hemos hecho los hombres.
“Las condiciones de Tamaulipas son radicalmente distintas a las del centro del país, y nuestra cultura es fronteriza. Aquí alguna vez convivimos apaches, pames, palmeños; en fin, indios indómitos que nunca se sometieron ni fueron esclavizados. A Nuevo Laredo vino mucha gente árabe; la tortilla de harina es una costumbre árabe igual que el cabrito al pastor, por eso la nuestra es una cultura muy distinta a la del centro y sur de México.
“Cuando en el 48 se divide el país, Laredo queda del lado estadunidense. Nuevo Laredo se fundó por el deseo de continuar siendo mexicanos. Somos una tribu que todo hace en común; que hay que arreglar los techos, pues ahí vienen los compadres a ayudar; que hay que levantar la cerca, pues igual; que la comida para la boda; que las colchonetas para el invierno, se juntan todas las señoras y las hacen en comunidad. Así crecimos, así era el pueblo y sigue siendo, porque su base es el trabajo solidario; todo lo hacemos entre todos.
“Hasta la fecha, Laredo-Texas sigue viviendo una cultura más mexicana que anglosajona. Ochenta por ciento de la población es mexicana. Es muy fuerte la influencia de la cultura mexicana, tanto que tuvieron que recurrir a celebrar el natalicio de Jorge Washington como fiesta estadunidense, porque todas las festividades eran mexicanas.
“Voy a ser maestro toda la vida. Abracé la carrera por necesidad. Mi madre no me podía pagar una carrera universitaria en Monterrey, la única solución era la Normal y me metí a estudiar para maestro, y cuando lo fui descubrí las bondades y la belleza de la carrera. Lo he disfrutado mucho, he sido muy feliz como maestro. Como afortunadamente nunca tuve ambiciones económicas ni soñé con hacerme rico ni nada, me permitió gozar de las satisfacciones que tiene uno como maestro, que son diarias e interminables. De los niños siempre se aprende mucho. Yo tengo muy grabado, hace muchos años, un alumno que me dijo: ‘Oye, Adolfo, ¿me revisas?’, y le respondí: ‘Oye, hijito, tú me tienes que decir profesor’. ‘¿Y por qué me dices tú a mí por mi nombre?’. ‘Ah, porque ese es tu nombre’. ‘¿Y qué, tú no eres Adolfo?’. ‘Pues sí, yo soy Adolfo’, ‘¿Entonces por qué quieres que te diga profesor si tú te llamas Adolfo?’ Me di cuenta que el niño tenía razón: ‘Pues dime Adolfo, no hay problema’.
“Trabajé en una escuela muy humilde, con gente que vivía en un asentamiento irregular, en fin. El lenguaje de los niños no era fino y no podía humillarlos: ‘Habla bien’, ni preguntarles: ‘¿Así hablan en tu casa?’, porque todos los días escuchaba: ‘Pedrito no vino por huevón’. Yo corregía huevón por flojo o perezoso y poco a poco fui anteponiendo palabras que asimilaron de forma increíble. A mitad de año ya habían modificado su léxico. Se enseñaron a ser organizados, higiénicos, respetuosos. Los niños son una esponja maravillosa y asimilan todo.
“En estos tres años pasados no he perdido contacto con ellos a pesar de estar en la presidencia de la Secretaría de Educación de Nuevo Laredo. No soy partícipe de la educación privada; mi formación siempre fue en la escuela pública. La necesidad me hizo trabajar un tiempo en colegios particulares, enseñando historia universal y de México, y me di cuenta de que es muy diferente la educación privada a la pública, porque los muchachos vienen de familias que tienen su vida resuelta y no valoran lo que poseen; dan por hecho todo, pero son nobles. Los tiene uno que enseñar a descubrir grupos sociales que pueden ser tan valiosos como ellos, pero no es una tarea fácil. Trabajé en la Universidad Tecnológica, que es pública, y a la que los muchachos llegan ávidos, no tanto del conocimiento o del título, sino de la posibilidad de salir de donde están y alcanzar mejores condiciones de vida. Tienen mucha conciencia de que necesitan estudiar para salir de donde están. Eso los hace buenos estudiantes.
Siempre tuve mucha ropa, porque me la regalan. En invierno vi que ni siquiera tenían una chamarra. Así que me volví su mercado de pulgas y andan trajeados de pi a pa. Estudiar les cambia la vida totalmente, porque empiezan a tener cosas que nunca soñaron tener y a vivir una vida que nunca soñaron vivir, y los ves felices. Antes, en Nuevo Laredo no había nada, ahora tenemos la Universidad de Tamaulipas, la Universidad Tecnológica, el mismo Tecnológico de Monterrey, que ha producido cientos de profesionistas técnicos muy buenos a quienes estudiar les ha cambiado la vida. Tuve un alumno que se aventó su carrera completa sólo con el uniforme que da el Tec, nunca tuvo otra ropa.
Foto
Héctor Adolfo Mondragón, secretario de Educación en Nuevo Laredo, Tamaulipas
–¿Los padres se dan cuenta de lo que significa para sus hijos la posibilidad de ir a la escuela?
–Muchos los llevan y los tienen un poco a fuerza y les hacen ver, pero hay otros que no lo tienen claro, porque como ellos no estudiaron creen que así pueden vivir siempre y que ese es su destino. Hoy día muchos jóvenes alcanzan a ver a tiempo que hay otro mundo y que a él se llega por el camino de la escuela.
Muchos muchachos de la Universidad Tecnológica estudian para tramitadores aduanales, que es la gran fuente de trabajo aquí. No están bien pagados, pero están mucho mejor que otros, adquieren otra forma de vida y ascienden en la escala social.
–He oído decir que una aduana es una fuente de enriquecimiento seguro porque te quedas con todo y muerdes a diestra y siniestra.
–Bueno, eso fue el caso de los que llamábamos celadores aduanales;ahora no sé ni cómo se llamen. El agente aduanal es otra cosa, es aquel que tiene una licencia otorgada por el gobierno federal para realizar trámites de importación-exportación. Son dos cosas diferentes; no tienen que ver uno con otro.
–¿Es mayor tu satisfacción de ser el que dirige toda la educación de Nuevo Laredo que ser maestro?
–Para mí esto ha sido como cumplir un sueño, porque saqué a losaviadores de plazas para dárselas a maestros preparados. Cada beca ha sido entregada a quien realmente le hacía falta. Repartimos uniformes a todos los niños, además de una mochila equipada con cuadernos, plumas, diccionario, calculadora. Es lo único que van a tener durante todo el año, por sus precarias condiciones. El Programa Integral de Apoyo Educativo y Emocional ha funcionado bien y sigo repartiendo todo lo que llega a mis manos para mejorar las condiciones de los niños. Amigos míos me dicen que he sido muy tonto, porque no tengo dinero y no he sabido hacerlo.
–Pero ¿para qué quieres dinero mal habido?
–No, no, ni bien habido; no es necesario. Lo valioso no cuesta dinero; lo que realmente te puede hacer feliz no lo compras, ni el cariño, ni la amistad, ni el amor, ni la salud. No sé si viste anoche una Luna impresionante, el gusto de verla no cuesta dinero.
–Tú que diriges la educación de Nuevo Laredo, ¿crees que el problema educativo de México tiene solución?
–Mira, el problema es que desde la configuración de un aula, un salón de clases, se limita a bancos individuales, cada quien su propia paleta, su propio pupitre. El examen es individualista, competitivo, destructor del otro. No estimulamos el trabajo colaborativo en una gran mesa en la que quepan todos, el trabajo en equipo, el trabajo solidario. Yo haría exámenes en equipo en torno a una mesa con seis sillas.
–María Montessori…
–Sí, en lugar de mesas individuales, mesas colectivas donde puedan trabajar. En esta administración les pusimos mesitas en las que caben dos niños, pero juntas dos mesas y haces un equipo de seis. Así, desde chicos, les enseñas que deben colaborar unos con otros; que la envidia, el individualismo, son nocivos. Si no enseñas a compartir formas a gente muy sola.
–¿Cómo contrarrestas al entorno sexual que avasalla a los chavitos y proviene de la tele y la prensa?
–México es un país tradicionalista, guadalupano, en el que los temas sexuales son difíciles de tratar. Los papás no permiten que se traten en la escuela, pero la mayoría no están capacitados para explicarlos. México supura sexo en todo. Las expresiones sexuales son cotidianas y la familia se asusta porque la huerca salió embarazada; ¡caramba, si no ha visto otra cosa desde que está chiquilla! En preparatoria, exponiéndome mucho, les dije a mis alumnos: Tienen que aprender, muchachos, la gran diferencia que hay entre hacer el amor y coger. Coger es de animales, hacer el amor es de seres humanos. Si van a tener relaciones tienen que ser con un nivel en el que superen lo estrictamente sexual para llegar a lo espiritual. El amor es mucho más que la cama. Gracias a Dios no tuve problemas, pero hubiera podido tenerlos porque los padres de familia rechazan ese lenguaje.
“Siento que tenemos que recuperar nuestra identidad. Que los jóvenes, desde niños, conozcan la historia de México y estén orgullosos de sus antepasados. Para eso necesitan leer historia prehispánica hasta nuestros días pero una historia, no memorista, no monumental de héroes y epopeyas, sino real, en la que los héroes tengan dimensión humana y Juárez sea de carne y hueso, no de mármol y piedra.
“Creo que ya los nacionalismos no tienen razón de ser en este mundo globalizado, pero sí es importante mantener las raíces, conservar las tradiciones. Nuestras costumbres, como la de cuidar a los viejos –que el abuelo se queda en la casa hasta que fallece–, el respeto a los mayores, deben reforzarse en la escuela.”

La Jornada: El Informe y lo no informado

La Jornada: El Informe y lo no informado:



 "Como siempre, el Informe presidencial trata de justificar la política oficial. Trataremos de mostrar la realidad con hechos, publicados incluso en este periódico en estos últimos días, y con hechos oficialmente publicados recientemente."



'via Blog this'