Sunday, September 11, 2016

Pemex: ¿menos producción y más entrega?

Antonio Gershenson
L
a producción de petróleo crudo en Pemex ha decaído continuamente. De 3 mil 371 miles de barriles diarios en 2003 a 2 mil 200 miles en 2016. Ha bajado en una tercera parte del monto inicial, y la actual reducción presupuestal bajará aún más la producción.
Desde el final del periodo de Lázaro Cárdenas y poco después, la producción nacional aumentó en alrededor de 6 por ciento anual, hasta el sexenio iniciado en 1982, con De la Madrid, y sus sucesores también derechistas, de PRI y PAN, para llegar al más derechista que es el actual. Tenemos ya un ritmo de la producción nacional del orden de 2 por ciento anual, al tiempo que han desnacionalizando las empresas estratégicas estatales lo más posible, entre las que destaca la petrolera.
Quien encabeza este gobierno invitó a venir a México al candidato de la derecha y de la ultraderecha a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Esto le costó al Presidente no sólo gran rechazo en México, sino también el de la invitación a venir de Hillary Clinton, la otra candidata y posible ganadora a la presidencia del país vecino.
Ya había yo mencionado en el pasado: una posición del actual gobierno nacional, a la derecha de la del gobierno estadunidense. El gobierno actual vuelve a mostrar el nivel de su habilidad política.
Hace una semana publicamos que “Se informa de los campos, que van desde Chiapas y Tabasco hasta Tamaulipas y Nuevo León, de la frontera sur a la frontera norte del Golfo de México y en tierra, que el área a entregar es de 5 mil 66 kilómetros. Parece que es una entrega sin precedente.
“En cambio, en otro concurso tuvieron que posponer el concurso que fue no sólo en el mar, sino en el mar profundo –el campo Trión–, luego de otros retrasos, con sólo dos empresas participantes. Es lógico, y para quien sepa un poquito del petróleo, que habiendo un concurso de perforación enorme y en tierra, lo más rápido para el trabajo y lo que más rinde en términos de la inversión, es que no se quiera inscribir en otro concurso como el de Trión, con mucho más tiempo y dinero con la perforación en el fondo del mar, más años de trabajo y muy probablemente menos producción y mucho peor que en el primer caso.”
Éste y otros ejemplos afectan más la imagen interna y externa del gobierno en curso. Antes de pensar en “futuros huesos”, deberíamos de pensar en la verdad y mostrar los elementos, en este caso negativos, del régimen en curso.
Sexenios de PRI y de PAN para llegar al más derechista, que es el actual, desnacionalizan las empresas estratégicas estatales lo más posible, destacando la petrolera, y han reducido con las cifras mencionadas la capacidad productiva mencionada. Y se afecta a la mayoría pero protege a la gran burocracia.
Así, el recorte presupuestal afecta producción, educación, salud y agro, afectando a la mayoría, pero mantiene los privilegios salariales de ministros, magistrados y legisladores, en general altos funcionarios. El Presidente recibirá oficialmente más de 3 millones de pesos en el año, los diputados 2 millones, y así.
Tratándose de la verdad, vimos el pasado miércoles en estas páginas que un grupo de 62 priístas pidió al líder de su partido una reforma constitucional para retirar la imputabilidad del presidente de la República por corrupción. En mexicano, esto significa que se suprima el derecho del presidente en turno a la “mordida impune”. Se sigue la baja en la producción y continúa el privilegio de los grandes funcionarios, al mismo tiempo que se sigue castigando a la mayoría.

No comments:

Post a Comment