Tuesday, October 25, 2016

Claroscuros en la entidad por la violencia


Afirma que el PRI enfrentará una competencia intensa en 2018
En víspera de cumplir un año como gobernador de Guerrero, Astudillo Flores considera que, pese a que la entidad ya no es icono de la inseguridad, la violencia es un tema pendiente de su mandato, por lo que, entre otros asuntos, promoverá una iniciativa para legalizar la siembra de amapola
Foto
Héctor Astudillo Flores, gobernador priísta de Guerrero, aseguró que la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa tuvo su origen en un conflicto por el tráfico de drogas. No porque los jóvenes tuvieran que ver con el trasiego de estupefacientes, sino porque se fueron a meter a un territorio que se sintió invadidoFoto Víctor Camacho
Enrique Méndez y Sergio Ocampo
Enviado y corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 25 de octubre de 2016, p. 10
Acapulco, Gro.
En Guerrero, si bien se recuperó el gobierno y hay normalidad política, la seguridad y la violencia son los principales pendientes, reconoció el gobernador Héctor Astudillo Flores.La seguridad es un tema recurrente, de altibajos: hemos encontrado luces, y al día siguiente la oscuridad, señaló.
En entrevista con La Jornada, lamentó el enfrentamiento ayer entre guardias comunitarios, que atribuyó a la disputa por el control de territorio, y convino en una reforma a la Ley 701, para desarmar a quienes se olvidaron de defender a la comunidad.
También abordó la sucesión presidencial de 2018. Consideró que ningún aspirante o partido puede garantizar que ganará esas elecciones y expuso que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) debe asumir que llegará a una competencia intensa.
De la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Astudillo Flores declaró que el hecho tuvo su origen en un conflicto por tráfico de estupefacientes.
“Lo digo con toda claridad: el asunto de los 43 normalistas desaparecidos es, por supuesto, un pleito por el territorio y el control de la droga.
No porque los 43 hayan tenido que ver con eso, sino porque fueron a meterse a un territorio que se sintió invadido. Así de sencillo.
–Recibió un estado en crisis. A 12 meses, ¿hay un cambio?
–Guerrero no es sólo sus macro problemas, la inseguridad y la pobreza.
“Se han hecho muchas cosas y el gobierno, el Congreso, los tribunales y el sistema penal acusatorio funcionan. Los 81 municipios también, excepto Apango, que vive un conflicto reciclado entre los grupos de siempre, a veces unos en otros partidos, pero al final de cuentas los mismos de siempre.
“La realidad política es que las relaciones se conducen sin ningún problema. Hay un trato equilibrado y una inversión bien planeada, de mil millones por región, en promedio.
No he podido resolver todos los conflictos, pero Guerrero camina. De no tener el problema de la violencia, transitaría en la normalidad.
–La violencia sigue siendo un gran peso para la sociedad –se le comentó.
–Guerrero dejó de ser el icono de la violencia. En varios estados, sin que sea una justificación, se ha elevado. En Guerrero continúa, pero también está bien ubicada.
“¿En dónde hay violencia? Donde se siembra amapola y donde se vende droga.
“Y hay violencia entre grupos que pelean un territorio, como el caso de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero y el Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero.
“Es una violencia ubicada, respecto de intereses de pleitos por el territorio. La mayoría de la violencia, no toda, está ligada a la delincuencia organizada, la que tiene que ver con el trasiego y venta de droga. En Acapulco es por venta y en otros lugares, como Chilpancingo, es trasiego.
–¿La detención de Felipe Flores contribuiría a confirmar lo que usted señala como móvil de la desaparición de los normalistas?
–Tiene que conocerse algo más. No es que mañana vayan a aparecer los 43 o que se sepa dónde están. No sería tanto mi optimismo, pero creo que esta persona debe tener información de qué ocurrió en Iguala, cosas relevantes que aportar.
A su conciencia le ayudará a declarar, en actas, qué sucedió esa noche con los jóvenes desaparecidos y con las personas que fallecieron.
–El señalamiento es hacia una desaparición forzada.
–Lo que tengo muy presente es que participan autoridades, en la medida que intervienen los policías, y de que el ex presidente municipal en proceso (José Luis Abarca), tiene una relación directa con el ex jefe de la policía (Felipe Flores) y con los policías que actuaron como sicarios en el traslado de los jóvenes.
–Y mientras no se aclare, persiste la deuda con las familias.
–Lo he declarado: sigue habiendo un pendiente con los padres de familia, con la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y con la justicia.
–¿Formalizará su propuesta de legalizar el cultivo de amapola?
–Temprano que tarde tendrá que buscarse un camino diferente. Como están las cosas generan violencia, sangre y dolor. No soy el único que piensa así.
“No tengo aún la iniciativa, sólo un pronunciamiento, pero no se va a quedar sólo en palabras; quedará constancia de que mi idea es cómo disminuir la violencia que origina la competencia en el trasiego de la droga, que deriva a su vez en confrontación y pleito por el territorio.
La confrontación en Guerrero ya no se da por la copra o por grupos caciquiles en las regiones. Se da por la competencia de controlar el trasiego y la venta de la droga, en su mayoría. Sigue habiendo crímenes, como el de la estudiante de enfermería, y los dos normalistas de Ayotzinapa en un transporte público. Hay también acciones violentas por la violencia común.
–En Guerrero se complicó la aplicación de la reforma educativa. ¿Es posible modificarla?
–Tendrán que hacerse ajustes. La evaluación ya no será obligatoria, pero ha dejado una lección clara: no todos los estados son iguales.
No actúa el magisterio de la misma manera en Chiapas, Oaxaca y en Guerrero, que en San Luis Potosí y Aguascalientes. Son mundos diferentes. La experiencia de la reforma educativa es que no se puede querer medir igual a todos.
–¿Ya sabe en qué áreas hará cambios en su gabinete?
–Lo sigo pensando y la próxima semana, después del Informe, haré el anuncio. No me quiero distraer.
Este martes estaré en la Ciudad de México, donde espero tener una cita con el secretario de Hacienda (José Antonio Meade), para revisar el presupuesto.
–¿De qué tamaño es el recorte para Guerrero?
–Si queda como está, que es de 3 mil 500 millones, será uno de los estados más perjudicados, porque es inversión en caminos, carreteras, agua potable y alcantarillado, así como acciones productivas para el campo. Y ese sí es un problema social para Guerrero. Entraría en una desaceleración.
–¿Es posible una revisión de la Ley 701, para evitar la confrontación entre policías comunitarias?
–Sí, pero no en el enfoque de lo que sucede, de una guerra entre grupos comunitarios, porque ya no son policías, sino que pelean por el territorio.
“No es necesaria una reforma a la ley para eso, lo que procede para ese tipo de grupos es desarmarlos. Así de sencillo. De lo contrario, sólo veremos cómo se quitan la vida y se eliminan para ‘ponerme yo donde estabas tú’, y eso es muy grave.
“Debe revisarse, pero en el ánimo de que las policías que funcionen, lo hagan mejor para servir a la comunidad, pero no para resolver los enfrentamientos ‘inexplicables’ entre unos y otros.
“El caso de Tierra Colorada me quitó el sueño desde las tres de la madrugada. Hice llamadas a los líderes para exhortarlos a la serenidad, a no actuar. Es una disputa de varios meses que se ha agudizado.
–¿Le preocupa el activismo de Ángel Aguirre?
–Un mandatario estatal debe estar con los pies en la tierra y no puede sentirse perturbado por la visita de un ex gobernador. No me perturba ni me distrae. Los ex gobernadores pueden venir cuantas veces quieran y decir lo que quieran. Es su responsabilidad personal e histórica.
–¿Hasta dónde los ex gobernadores de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua dañaron al PRI?
–Los que se portaron de manera negativa tuvieron resultados negativos. El papel del gobernante cuenta mucho en los resultados electorales.
También hay una tendencia mundial: la sociedad es más dada a castigar que a reconocer a un gobernante. Hace escarnio de sus errores.
–¿Qué candidato presidencial debe postular el PRI?
–El PRI debe tener muy claro que va a una competencia fuerte. Consecuentemente, debe postular al más adecuado.
“Nadie puede cantar victoria, porque lo único cierto es que la política tiene muchos inciertos. O en la expresión de Reyes Heroles: ‘lo que hoy es fuerte, mañana es débil y lo que hoy es débil, mañana es fuerte’. Que un partido o un candidato se asuman como triunfadores es temerario e ingenuo a la vez.”
–¿Qué responde al Partido Acción Nacional (PAN) que ya se ve de regreso en Los Pinos?
–Es un acto apresurado, producto seguramente de apasionamientos anticipados. Falta mucho tiempo y pasarán muchas cosas.

No comments:

Post a Comment