Sunday, October 29, 2017

Interesantes planteamientos contradictorios

Antonio Gershenson
S
e enciman entre sí conflictos políticos. Por un lado, el caso Odebrecht, que ha dado lugar a los juicios a empresas con este nombre y a su dueño, en varios países, y que aquí sigue siendo impune, ha generado más diferencias en México. Como aquí se seguía protegiendo a este brasileño, se destituyó, para tener un supuesto culpable, al Fiscal Especializado para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).
Por otro lado, los partidos Morena y PRD exigieron agilizar las investigaciones sobre Odebrecht y sus actividades aquí que involucraron a funcionarios mexicanos, mencionados incluso en juicios de otros países. Se habló del periodo inicial del actual gobierno.
Al mismo tiempo, se dejó ver al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, como importante e incluso como posible candidato presidencial del PRI, sin decirlo expresamente. Estuvo en actos con empresarios y criticó, sin mencionarlo claramente, al candidato de Morena. Ese secretario tuvo el apoyo del ex líder empresarial Claudio X. González.
En su discurso en la Cumbre de Negocios, el martes 24 de octubre, Meade señaló como su enemigo, sin mencionarlo por su nombre, a Andrés Manuel López Obrador. Se refería de hecho a las elecciones de 2018: Daríamos un paso atrás si hubiera la elección de un populista en nuestro país. Yo creo que le vamos a ganar, pero no va a ser fácil, porque ese señor tiene lo suyo y ha estado trabajando por 18 años.
Sin embargo, ni siquiera el PRI está unido en torno a Meade. En el mismo ejemplar de este periódico del miércoles 25, que informa lo anterior, se publica una entrevista, que ocupa casi toda una página, la 15, con Ivonne Ortega; que por lo menos algunos recordaremos que hace años fue gobernadora de Yucatán, quien llegó también por el PRI, y sigue siendo activa en él.
Dice que si un candidato a la Presidencia que no fuera del PRI (califica como tal al secretario de Hacienda), eso alejaría a muchos priístas. Cita a algunos candidatos del PRI a gobernadores.
Ahí está Quintana Roo, en que Carlos Joaquín se fue al PAN-PRD. Por tanto, le dimos un gobernador al PRI-PRD. Y lo mismo ocurrió en otros estados.
Desde enero pasado, la citada Ortega dejó su puesto de diputada, para buscar la postulación presidencial. Son 10 meses de campaña, después de años en posiciones del PRI.
Se incluye en la entrevista su opinión sobre la posible candidatura del PRI, del secretario de Hacienda. Dice que ya son litros de tinta para promoverlo como candidato presidencial, sin ser del PRI.
Ortega explica al reciente reglamento del PRI, donde el Consejo Político avaló que un candidato simpatizante no tiene la obligación de afiliarse a ese partido.
Dice también que si el citado secretario renuncia a su puesto para ser candidato, estaría dejando las obligaciones relacionadas con los daños de terremoto.
Como vemos, se dan aspectos contradictorios entre sí, esto último y lo relacionado con Odebrecht.Ya nada más falta que de repente salga otro elemento, aún secreto, para complicar más el cuadro.

Saturday, October 21, 2017

Miles protestan en Barcelona contra medidas de Rajoy

Thursday, October 19, 2017

El huracán Trump


Monday, October 16, 2017

Petróleo en Rusia y en México

Antonio Gershenson

Comparamos la producción de petróleo de México con la de Rusia, porque este último país ha tenido una producción importante y porque estamos a menos de un mes del centenario de la Revolución Rusa.
En Rusia el proceso empezó temprano, y en 1853, Ignati Lukasévich y Yan Zeg inventaron la lámpara de queroseno, que iluminó las calles de la ciudad de Lvov. El invento causó la demanda de petróleo, y se estableció una zona petrolera alrededor de la ciudad de Bakú, en las costas del mar Caspio.
Después de la Revolución de Octubre, en 1918 la industria petrolera fue nacionalizada. En los años 30 del siglo XX, fueron perforados pozos entre el río Volga y los montes Urales. En los años 60 fueron descubiertos en Siberia occidental grandes yacimientos de crudo que hasta entonces mantuvieron a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y luego a Rusia, entre los mayores productores de petróleo.
En 2011 la empresa petrolera estadunidense Exxon Mobil firmó un acuerdo con la rusa Rosneft para realizar labores de exploración y perforación de crudo y gas en la plataforma rusa del océano Ártico. Pero el gobierno de Estados Unidos, entre sus castigos a Rusia, le prohibió a la mencionada empresa de su país cualesquier perforaciones y similares en este país.
Durante una visita del presidente ruso, Vladimir Putin, a India, y a su primer ministro, los dos países firmaron acuerdos para que India sustituyera lo que Exxon Mobil no pudo hacer por la prohibición. Una vez avanzados los proyectos acordados, se confirmó que en esa área ártica hay enormes reservas de petróleo y gas, que podrían ser las mayores del mundo, y que compensarían la reducción de reservas que se está dando en Siberia.
En los primeros meses de este año, Rusia ha estado extrayendo poco más de 10 millones de barriles de crudo diarios, rebasando en algunos meses a Arabia Saudita, que ha sido la mayor productora.
En México, la extracción y transformación del petróleo se desarrolló de manera distinta. La extracción fue creciendo. Desde la expropiación, en 1938, primero se terminó de construir lo que las trasnacionales dejaron incompleto. Pero desde 1940 hubo un crecimiento económico, y aunque cada gobierno sexenal era distinto, fue casi sostenido, alrededor de 6 por ciento anual. La producción de crudo rebasó un millón de barriles diarios y luego 2 millones.
Después de 1982 se frenó el crecimiento de la economía a un ritmo de alrededor de 2 por ciento. El gobierno actual, al principio del sexenio, teniendo una producción de aproximadamente 2 millones y medio de barriles diarios de crudo, prometió un ascenso a 3 millones. Esa producción no sólo no aumentó, sino que cayó constantemente. A la mitad de este año, esa disminución cruzó los 2 millones diarios, y en agosto era de 1.93 millones.
La transformación del crudo y del gas cayó aún más. Se privatizaron en diferentes formas las petroquímicas y la refinación fue disminuyendo en distintas maneras. Se refina alrededor de la mitad de la capacidad de las seis plantas que quedan.
El PAN mostró su incapacidad cuando estuvo en el gobierno, haciendo grandes gastos en una supuesta nueva refinería, que no se terminó ni sirvió para nada.
Vamos a sacar de estos acontecimientos algunas ­conclusiones.
Rusia resuelve el problema de perforación para extracción de petróleo y gas en el Ártico, con la tecnología de India. Esto tiene una historia larga. Por ejemplo, en 2003, se produjo un gran apagón, una interrupción de la energía eléctrica en una zona muy amplia en Estados Unidos y Canadá. Sus ingenieros no pudieron resolverlos porque sus equipos necesitaban electricidad y no la había. Tuvieron que recurrir a que fueran desde India ingenieros de ese país, que no tenían ese problema, que podían arreglar instalaciones eléctricas sin tener electricidad, y lo resolvieron en poco tiempo.
China también ha recurrido a India cuando necesitaba alta tecnología que no tuviera.
Esto demuestra la capacidad tecnológica india, al resolver problemas de otros países. En el caso del gobierno mexicano, éste recurre a China, pero no así a India, al verse en problemas con Estados Unidos por la política de Donald Trump. El gobierno mexicano acudió a China por unos días, pero no le aconsejaron ir también a India, pues no saben de su alta tecnología.
Es más, ni siquiera toma en cuenta la tecnología como parte importante de la política económica. Lo primero que hizo en la entrega de Pemex incluyó la disolución de Instituto Mexicano del Petróleo. Ya nada más faltaba que lanzara la consigna de ¡que viva la ignorancia!
México lo que requiere son cambios de fondo, que no se van a dar de un día para otro. Se requiere de un nuevo sector público, honesto y con personal capacitado y que recupere las mejores tradiciones de la etapa de mejor crecimiento.

Friday, October 13, 2017

El centro Highlander, la escuela para rebeldes, cumple 85 años

Este lugar se volvio bilingüe cuando los migrantes empezaron a reivindicar sus derechos
Foto
El Centro de Investigaciones y Educación Highlander, ubicado en las montañas del sureste de Estados Unidos, celebró 85 años con tres días de talleres, foros y seminarios que buscaron entretejer el pasado de esta escuela de rebeldes con los desafíos a futuro en la lucha socialFoto David Brooks
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 13 de octubre de 2017, p. 26
New Market, Tennessee.
La escuela de rebeldes en las montañas del sureste de Estados Unidos, que es un extraordinario eje de movimientos sociales de trabajadores, derechos civiles, ambientalistas, de defensa de migrantes y de cultura, festejó 85 años de vida con veteranos de mil luchas y nuevas generaciones que continúan con el mismo compromiso de que otro Estados Unidos es posible.
El Centro de Investigaciones y Educación Highlander festejó su aniversario recordando los sueños y luchas que se generaron o compartieron aquí, además, hubo diálogos sobre cómo rescatar el futuro, todo en medio de cantos, baile, poesía y solidaridad.
Con las montañas Great Smoky, parte de la cordillera de los Apalaches, como escenografía, se reveló en talleres y foros, seminarios e intercambios un mosaico de la rebeldía dentro de este país, y con ello la continuación de este centro como un punto de encuentro de luchadores sociales de todo tipo: de integrantes de Black Lives Matter a defensores de derechos de los migrantes, desde veteranos de las guerras de Irak y Afganistán contra las políticas bélicas de este país, hasta granjeros que buscan frenar la invasión de las trasnacionales y sus transgénicos en los cultivos de maíz, junto con participantes en innumerables esfuerzos de proyectos alternativos para crear una economía de solidaridad y soluciones bellas para graves problemas sociales.
Este centro fue uno de los muy pocos espacios en el sur donde se podían reunir blancos y negros, donde trabajadores de diversos sectores y activistas de todo tipo se podían encontrar con colegas, un lugar donde cualquiera que se conscientizaba en una lucha podía de repente darse cuenta que existían otros, y que sus experiencias eran parte de algo mucho más grande. Eso continúa hoy día.
Highlander se volvió bilingüe hace unos años, cuando de pronto migrantes latinoamericanos –sobre todo mexicanos y centroamericanos– empezaban a volverse protagonistas de las luchas por los derechos laborales, de vivienda, educación y salud en el sur de Estados Unidos. Aquí los recién llegados se encuentran con veteranos de luchas anteriores, y con otros sectores de trabajadores blancos y afroestadunidenses, de indígenas, de defensores de derechos civiles. No sólo ahí se comparten ideas y experiencias, sino surgen alianzas.
Por ejemplo, en un taller sobre migrantes se empezó a explorar el trabajo conjunto entre quienes se dedican a la reforma del sistema penal y la protección de comunidades afroestadunidenses, abusos policiacos y crímenes de odio racial con las redes de migrantes que ahora enfrentan persecución de las autoridades y por agresiones racistas. Mónica Hernández, coordinadora de la Red de Derechos Migrantes del Sureste, comentó que la raíz del sentimiento antimigrante aquí es la supremacia blanca, y por tanto está ligado a la la larga historia de racismo en este país. Ante ello, se deben superar las divisiones entre quienes padecen ese racismo para responder de manera conjunta a todo esto.
Aquí también se construye conciencia desde abajo sobre la agenda neoliberal, desde sus expresiones locales a las trasnacionales. Susan Williams, una de las coordinadoras del programa de educación, quien se dedica a la exploración de la relación entre la economía local y la global, impulsó un proyecto hace unos años, cuando una empresa trasladó sus operaciones de esta región a la frontera del lado mexicano, llevando a una caravana de trabajadoras estadunidenses desplazadas a visitar a las que nos robaron nuestras chambas, tal como políticos demagogos solían expresarlo. Cuando conocieron a sus colegas, se dieron cuenta de que eran igual que ellas, que éramos las mismas, y que la empresa y las políticas de libre comercio eran los verdaderos responsables de su situación, y de confrontarlas entre sí. De ahí, se empezaron a explorar formas de solidaridad mutua y a romper con las divisiones entre trabajadores de ambos lados de la frontera. Ese tipo de trabajo continúa hoy con nueva urgencia.
Pero aquí el punto no es nada más hacer un diagnóstico, sino definir cómo llegar de donde estamos a donde soñamos estar, como dijo una participante. El lema en el mural que decora parte del centro de reuniones aquí es: Sin acción no hay conocimiento.
Como granjeros, uno de nuestros principales desafíos es la erosión de las tierras. Pero creo que tal vez el problema mayor es la erosión social y económica. Y eso, creo, se tiene que enfrentar de la misma manera que se hace con la tierra: sembrar una pequeña plantita, al crecer y ampliar sus raíces puede revertir la erosión, tenemos que buscar a más gente que está sembrando esas plantas en esta sociedad.
Ante todo, tenemos que insistir en que la gente hable por sí misma, crear una cultura de que cada uno debe contar su cuento, y luego sumarlos, afirma un veterano de luchas sociales, en uno de los foros que se realizaron durante los tres días de festejo.
Participan jóvenes que trabajan en varias organizaciones sociales del sur, todos armados con las nuevas herramientas tecnológicas y su vocabulario, junto con veteranos de luchas sindicales, como Jim Sessions, reverendo y ex director de Highlander, quien en 1989 junto con 99 mineros del carbón realizaron la última ocupación de una planta industrial en Estados Unidos en la famosa huelga de Pittston, en Virginia, o con dos Freedom Singers, militantes del movimiento de derechos civiles de los años 50 y 60 que, entre otras armas de lucha, usaban el canto.
La seguridad para el festejo –este lugar ha sufrido constantes amenazas y ataques durante su historia– fue proporcionada por veteranos de guerra antes conocidos como Veteranos de Irak Contra la Guerra, y que cambiaron de nombre a About Face (media vuelta, en vocabulario militar), quienes se sumaron a los diálogos y los cantos.
Los nuevos codirectores de Highlander buscaron entretejer la historia del pasado de este centro con los desafíos a futuro, de cómo continuar construyendo una narrativa rebelde colectiva con todo eso.
Ash-Lee Woodard Henderson dijo en entrevista con La Jornada, al concluir el festejo de tres días, que la coyuntura en este país no es definida sólo por el fenómeno de Donald Trump. Aunque su llegada a la Casa Blanca es percibida como una derrota por muchos, dentro y fuera de este país, se debe recordar que la mayoría de los estadunidenses no votaron por él, y de hecho no querían a ninguno de los dos candidatos. Por tanto, cometeríamos un error considerar eso como una derrota para nosotros.
Explicó otra versión del momento: “Yo creo que lo que ocurrió es que estábamos empezando hacer algo que los asustó –a los capitalistas, a los supremacistas blancos, a los del 1 por ciento– creo que se asustaron de que negros y latinos pronto serán mayoría. Creo que los aterroriza que exista algo como Black Lives Matter, porque –cuando ellos decían que no teníamos un programa– logramos presentar 40 puntos con una visón muy clara; creo que se asustaron de que los dreamers no se quedaron conformes diciendo que el DACA es maravilloso, sino que lo calificaron de migajas y ahora exigen el respeto de los derechos de todo migrante (...) los asustó que los indígenas no se limitaron a pedir dinero y distancia gubernamental, sino que estaban exigiendo soberanía y que se cumplieron los tratados –con Standing Rock estaban aterrados cuando se sumó Black Lives y los veteranos, entre otros”.
Señaló que “el liderazgo de estos movimientos está en contacto –por medio de lugares como Highlander– y no sólo de manera circunstancial, sino para construir solidaridad a largo plazo, y eso los aterroriza. Entonces, creo que la respuesta de parte de la cúpula, sea por conducto de Trump o de Bannon, o cualquiera de esos ímbeciles, es en parte una respuesta a nuestro éxito”.
El reverendo Allyn Maxfield-Steele, el otro codirector ejecutivo de Highlander, subrayó en entrevista con La Jornada que sobre todo en tiempos postelectorales en este país, hay “la necesidad de construir bases, de hacerlo de una manera más profunda… la capacitación, desarrollo político y trabajo intergeneracional aquí –algo que se había perdido un poco– es más urgente que nunca. Lo que estamos observando desde que llegamos como directores hace nueve meses es que este lugar está repleto, porque la gente entiende que se debe reunir, y que no hacerlo marcaría el fin de nuestro futuro”.
Para Woodard Henderson es clave continuar alimentando las relaciones con colegas en el sur global, donde han tenido que enfrentar cosas muy parecidas. Lo que ellos cuentan, dice, “nos está dando la esperanza y la inspiración (…) tomar las lecciones de transformación que ellos tienen para logarlo aquí, dentro del ombligo de la bestia. Si lo podemos lograr en esta región sureña, eso salvaría a este país, y si podemos empezar a salvar este país de esa manera, finalmente podremos proceder a tener esa relación, construida sobre procesos centrados en la justicia que queremos y necesitamos con nuestros camaradas en el sur global”.
(Para mayor información: http://highlandercenter.org)

Friday, October 6, 2017

"La migración es positiva: hace que el arte tenga un sabor especial"

Lidera el grupo Migration, de jazz, género en la que más nacionalidades conviven, afirma
Con esta grabación le dice a Trump que habemos mexicanos que aportamos a la sociedad
Foto
Sánchez considera el año 1997 como el inicio de su carrera “en las grandes ligas, porque fue cuando empecé a trabajar con Paquito D’ Rivera, Danilo Pérez y David Sánchez”Foto Cristina Rodríguez
Javier Hernández Chelico
 
Periódico La Jornada
Viernes 6 de octubre de 2017, p. 9
El nombre de la primera producción de Antonio Sánchez como líder de agrupación fue contundente: Migration. Y el de su disco más reciente es continuación de su postura como artista: Bad hombre.
Originario de Ciudad de México, el creador del score de la película ganadora del Óscar, Birdman (de Alejandro González Iñárritu), quien ha participado en giras y grabaciones de Pat Metheny, entre otros, rememora: “Nací en Coyoacán, en el hospital San José, ahí por el cine Pecime. Crecí por los Viveros de Coyoacán. En mi adolescencia no tenía ni un minuto libre: música en la mañana, CCH el mediodía y gimnasia olímpica en la tarde.
En 1993, cuando decidí irme fuera de México, tuve que dejar la gimnasia. Entonces, pude enfocarme totalmente en la música, sin la cual no sé qué hubiera sido de mi vida, porque tengo obsesiones; tengo demonios, como muchas personas, y por suerte, he podido enfocar algunas de esas cosas negativas de mi personalidad hacia la música.
No fue fácil el inicio: Para mi estancia en Boston, mi mamá pagó muchas cosas con su tarjeta de crédito; fue justo antes de la devaluación de 1994 y, de un día a otro, debía lo doble. Tardó años en pagar. Ya en Berklee empecé a moverme y me dieron dos tres becas; el Fonca me dio una buena también; así, ella ya no tuvo que pagar casi nada.
Año 1997, clave
Cuatro años después de su llegada a Boston vinieron los beneficios. “Considero el año de 1997 como el inicio de mi carrera en las grandes ligas, porque fue cuando empecé a trabajar con Paquito D’ Rivera, Danilo Pérez y David Sánchez. Gracias a que Danilo Pérez me recomendó con Paquito. Danilo fue una persona muy importante al principio de mi carrera. Yo estudiaba con él en el conservatorio de Nueva Inglaterra. También, en el verano de ese año, fue mi primera gira europea”.
Entre grabaciones, giras y ensayos con grandes músicos transcurrió casi una década hasta que en “2006 hice Migration, mi primer disco, y tuve la gran fortuna de invitar a Pat Metheny, a Chick Corea, a David Sánchez, a Chris Potter y a Scott Colley. Con ellos mi álbum debut no pudo estar mejor apadrinado”.
Sobre, Migration, producción debut como líder y compositor, Sánchez expresa: “Este tema tiene que ver con mi vida y con la de muchos de nosotros que vivimos en un país que no es donde nacimos. El jazz, creo, es uno de los géneros, una de las corrientes artísticas donde más inmigrantes hay, donde más inmigrantes conviven. Por ejemplo, en mi grupo –al cual, después le puse Migration– el pianista es de Inglaterra, el saxofonista de Canadá; mi esposa, quien también está en el grupo, es croata-americana; el bajista es de Estados Unidos y yo soy mexicano. Entonces, no hay mejor ejemplo que estos proyectos, para demostrar que la migración es positiva y hace que el arte tenga un sabor mucho más especial. Por eso mi grupo de base se llama Migration”.
Antonio Sánchez agrega: Los mexicanos son de las personas más talentosas que hay. Tengo la teoría de que si la cuestión migratoria no fuera tan severa para nosotros habría muchos más mexicanos en Estados Unidos haciendo jazz u otros tipos de música.
La visita a nuestro país del ganador del Grammy en un par de ocasiones tuvo como motivo “unas presentaciones de Birdman, donde exhibirán la película con música en vivo, pero decidimos cambiarlas para el año que entra por cuestiones de logística. Pero aprovechando las fechas agendadas visité a mi familia y amigos; además, coincidió que el 29 de septiembre salió mi producción más reciente, Bad hombre. Mucha gente está interesada un poco por la música y otro poco por el título, que tiene algo de polémico y de trasfondo político, por Donald Trump. Bad hombre lo grabé en mi casa. Con el título trato de contestar a Trump, decirle que hay mexicanos de provecho, que aportamos a la sociedad, que hacemos cosas interesantes, valiosas, arte”.
Bad hombre es “un proyecto solista, yo lo grabé, fui el ingeniero y productor; toqué todos los instrumentos. Es un proyecto muy personal, con una sonoridad muy diferente y particular de cualquier otra cosa que yo haya hecho: la batería es acústica y los instrumentos son ciento por ciento electrónicos. No es música electrónica, porque tiene batería, y no es jazz, porque todos los instrumentos son electrónicos. A Pat Metheny le encantó y me dijo: ‘No sé cómo definir el género de este disco, porque no se parece a nada que haya escuchado’. Cuando me dijo eso, supe que es algo interesante que no se ha hecho antes”, concluye.

Friday, September 29, 2017

Expertos en salud mental alertan al mundo sobre peligrosidad de Trump

Advierten reconocidos siquiatras y sicólogos que es un error tratarlo como si fuera normal
A alguien tan inestable como él no se le deberían confiar los poderes de una presidencia
Foto
Más de 20 reconocidos expertos publicaron el libro The dangerous case of Donald Trump, en el cual cumplen con su deber de advertir sobre el peligro que el estado de salud del presidente representa para el país y el mundo. Aclaran los autores del texto que no buscan un diagnóstico pleno del gobernante, sino que sólo evalúan su peligrosidad, pues sus múltiples problemas mentales están combinados en una mezcla tóxica. La imagen del mandatario es de hace unos días en la Casa BlancaFoto Ap
Foto
Protesta ayer afuera del hotel Trump, en Washington, para condenar la asistencia de Neil Gorsuch, juez de la Suprema Corte, a un almuerzo organizado por la organización conservadora The Fund for American StudiesFoto Afp
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 29 de septiembre de 2017, p. 37
Nueva York.
Donald Trump padece una condición mental que lo vuelve un peligro claro y presente para el país y el mundo, advierten unos 27 reconocidos expertos en salud mental en un nuevo libro que será publicado la próxima semana en Estados Unidos.
Trump está mentalmente enfermo de manera peligrosa, afirman siquiatras, sicólogos y expertos en salud mental en The dangerous case of Donald Trump (El peligroso caso de Donald Trump). Argumentan que, justo por el peligro que representa para Estados Unidos y el mundo, en este caso no aplican las normas y reglas de gremios de su profesión, como la Asociación Americana de Siquiatría, que prohíben el diagnóstico público de figuras públicas que no están directamente bajo el cuidado de un profesional de salud mental.
Afirman que el principio del deber de advertir impera en este caso, donde el peligro a otros que representa un individuo con problemas de salud mental debe ser anunciado para cumplir con la guía de la conducta profesional, la “responsabilidad por la vida humana y el bienestar.
Colectivamente, advertimos que a cualquiera tan mentalmente inestable como Trump simplemente no se le debería confiar con los poderes de vida y muerte de la presidencia, escriben en el prólogo del libro la doctora Banda X. Lee, de la Escuela de Medicina de la Universidad Yale, y Judith Herman, de la Escuela de Medicina de Harvard. Insisten en que están evaluando la peligrosidad de Trump y no buscando hacer un diagnóstico pleno del individuo.
Los autores ofrecen toda una gama de etiquetas sicológicas para describir el estado mental de Trump, varios de ellos se centran en el concepto de narcisismo maligno (concepto desarrollado por el sicólogo humanista Erich Fromm para evaluar a Hitler y sus seguidores).
Creemos que Trump es el hombre más peligroso en el mundo, escribe en el sicólogo Philip Zimbardo, profesor emérito de la Universidad de Stanford, uno de los autores que contribuyen al libro editado por la doctora Lee.
Lance Dodes, profesor retirado de siquiatría en Harvard, escribe que las características sociopáticas de Trump son innegables y crean un peligro profundo para la democracia y seguridad de Estados Unidos, algo que, pronostica, sólo empeorará con el curso del tiempo.
El doctor James Gilligan argumenta que el punto principal para los expertos en esta evaluación no es si el presidente padece de una enfermedad mental, sino evaluar si representa un peligro para otros, y ese análisis se puede hacer sin examinar al individuo, sino sólo su comportamiento público.
Más aún, algunos argumentan que un presidente puede sufrir una enfermedad mental y no ser peligroso; algunos citan un famoso estudio de los 37 presidentes estadunidenses hasta el año 1974, que concluyó que 50 por ciento de ellos tenía problemas mentales. Pero afirman que en el caso de Trump, sus múltiples problemas mentales están combinados en lo que uno llamó una mezcla tóxicaaltamente peligrosa.
Gilligan, profesor de siquiatría en la Universidad de Nueva York y experto en violencia, argumenta que no advertir al público que Trump es extremadamente peligroso, de hecho, y por mucho el presidente más peligroso de nuestras vidas, sería no cumplir con el deber profesional de advertir a las víctimas potenciales cuando identificamos señales y síntomas que indican que alguien es peligroso a la salud pública.
Agrega que al guardar silencio, “apoyamos pasivamente y cometemos el error peligroso y naif de tratarlo como si fuera un presidente ‘normal’ o un líder político ‘normal’. No lo es, y es nuestro deber decirlo”, escribió el reconocido experto en estudios sobre la violencia y asesor del Tribunal Internacional de Justicia y la Organización Mundial de la Salud, entre otras.
Robert Jay Lifton, sicohistoriador famoso por sus estudios sobre la mentalidad de doctores nazis y las condiciones en conflictos como Vietnam, profesor emérito de la Universidad de Columbia y otro de los colaboradores del libro, comentó en entrevista con Bill Moyers que el presidente estadunidense tiene un poder particular. Esto hace que Trump sea el hombre más peligroso del mundo, tanto porque tiene su dedo en el gatillo nuclear como porque su mente está estacionada en la realidad solipsista. Las dos cosas son una combinación espantosa.
La realidad solipsista, explicó, es donde el individuo sólo es capaz de abrazar una realidad que tiene que ver con él mismo y la percepción y protección de su propio ser. Y que un presidente esté tan enredado en esta realidad solpsista aislada no podría ser más peligroso para el país y para el mundo, indicó.
A la vez, Lifton también advierte –en su introducción a este libro– de la normalidad maligna, donde algo destructivo y peligroso es presentado como algo normal, y que en el caso de esta presidencia se tiene que hacer todo para evitar eso, al confrontar lo maligno y darlo a conocer.
Reúnen firmas para que lo retiren del cargo
Desde que lanzó su campaña presidencial, tal vez la reacción más común respecto de Trump, fuera de sus fanáticos, es: está loco. Desde que asumió la presidencia esto se ha intensificado, y no sólo entre opositores demócratas o críticos, sino en las filas de su propio partido.
Una petición impulsada por el reconocido sicoterapeuta John Gartner ya tiene más de 63 mil firmas de profesionales de salud mental solicitando que el presidente sea retirado de su puesto de acuerdo con la Enmienda 25 de la Constitución.
Además de los que sueñan con promover un juicio político (impeachment) y deshacerse de Trump por esa vía, otros ahora apuestan más por una declaración de incapacidad para llevar a cabo sus deberes, según la Enmienda 25. Esto tendría que ser realizado de varias maneras, pero implica que una mayoría de sus asesores y su gabinete enviaran una carta al Congreso declarando que no puede ejercer sus funciones presidenciales.
Mientras tanto, dado el diagnóstico, se espera una temporada de más locura peligrosa.

Tuesday, September 26, 2017

Fundidos en un abrazo en medio del dolor

Abel Barrera Hernández*
 
Desde nuestra tierra sureña, donde los huracanes y los sismos nos tienen en vilo, extendemos nuestros brazos a las familias de Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla y Ciudad de México, que perdieron a sus seres queridos y se quedaron sin hogares. En nuestro país el dolor se hace más grande y más profundo porque en menos de dos minutos el 19 de septiembre, muchas vidas se perdieron, y no sólo las casas y los edificios se derrumbaron, se truncaron también los sueños de muchas personas.

Llevamos tres años removiendo los escombros que los titulares de la PGR amontonaron con cientos de expedientes para fabricar su verdad histórica. Con gran perversidad el gobierno difundió por televisión cómo hicieron trizas a nuestros hijos. Prefirieron el morbo que las pruebas científicas. No se tentaron el corazón para decir que sólo fragmentos de huesos y bolsas con cenizas habían quedado de nuestros hijos. Se mancharon de sangre y mancillaron la honorabilidad de nuestros muchachos. Dijeron que eran parte de las organizaciones criminales y que iban a boicotear el informe de la esposa del alcalde de Iguala.

Ocultaron bajo esos escombros toda la trama de la desaparición de nuestros hijos. Desde Mezcala hasta Iguala, los policías municipales, así como los agentes federales y el Ejército se confabularon para atacar a los estudiantes. Creyeron que abriendo más la herida de nuestros corazones desfalleceríamos y nos dejaríamos convencer de sus mentiras. Ni el dolor ni el suplicio al que nos han sometido nos doblegó. Nos hemos afian­zado como un grupo que sabe luchar y que no nos tiembla la voz para encarar a las autoridades. Ayotzinapa es ahora el hogar de los 43 padres y madres de familia. Hemos hecho nuestras sus consignas y su militancia. En las múltiples protestas hemos aprendido que nuestra escuela normal es la cuna de la resistencia. La trinchera de la dignidad.

El auditorio de la escuela es nuestro salón de clases donde los enviados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el Mecanismo Especial de Seguimiento, el representante de la Oficina del Alto Comisionado para las Naciones Unidas en México y el relator especial sobre la situación de los defensores se han sentado a nuestro lado para documentar nuestra lucha y hacer suya nuestra causa.

El sismo de este 19 de septiembre también lo sentimos estando juntos en la normal, cuando planeábamos nuestras actividades en la capital del estado y en Ciudad de México. Todo se cimbró, creíamos que nuestra escuela se derrumbaría. Nos mantuvimos en pie y también los edificios permanecieron incólumes. Ya no pudimos realizar nuestro acto político cultural de las 43 esperanzas, porque la tragedia nos embargó a todos. Varias compañeras y compañeros que se encontraban en México sintieron cómo se estremecía la ciudad, y ante el colapso de los edificios fueron testigos de cómo llegó la gente de todos lados para extender sus brazos y rescatar a las personas atrapadas.

Sentimos muy fuerte su dolor, porque sabemos lo que significa luchar sin descanso para encontrar a los seres que amamos. Los sismos, al igual que el gobierno, nos quieren aplastar y desaparecer. Se obstinan en sepultar lo que más queremos: la vida y el futuro de nuestros hijos. Pese a esta arremetida de la naturaleza y de un poder impúdico, tenemos en México una fuerza muy grande expresada en la solidaridad de miles de mexicanos que han salido a las calles para adentrarse en las oquedades de los edificios para rescatar vidas. Esa vitalidad de la sociedad que va en auxilio de la gente que es víctima de la devastación, es la misma gente que nos ha abrazado, que nos ha acompañado en las grandes marchas de Ciudad de México. Es el gran movimiento de ciudadanos que nos ha dado la fuerza para romper el muro de la impunidad y resquebrajar un sistema de justicia obtuso que protege a los perpetradores y que encubre a los policías y militares que participaron en la desaparición de nuestros hijos.

Estos brazos que hoy pasan de mano en mano los botes de concreto, son los mismos brazos que se han extendido para cobijarnos y hacer menos cruento nuestro dolor.

Por ellos nuestra lucha sigue viva. Gracias a su acompañamiento nos mantenemos unidos y con el espíritu combativo. Hemos llegado muy lejos ondeando la bandera de los 43. La misma CIDH ha emplazado al gobierno federal para que atienda las líneas de investigación del GIEI. La loza más pesada que no hemos podido remover es la postura inflexible del gobierno que defiende a ultranza su verdad histórica. Cuando hemos empujado en las investigaciones propuestas por el GIEI, los lacayos del gobierno nos obstruyen el paso para remachar que la incineración de los 43 estudiantes en el basurero de Cocula es su hipótesis más consolidada.

Hemos insistido a la procuraduría que investigue al Ejército que estuvo presente en la noche del 26 de septiembre; sin embargo, el pacto de impunidad que prevalece entre las altas esferas del poder los vuelve inmunes. No hay autoridad civil que tenga la fuerza para exigir que miembros del Ejército rindan su declaración ante las autoridades.

Pese a que existen pruebas de la participación del Ejército en la desaparición de nuestros hijos, las autoridades en lugar de garantizar una investigación imparcial cierran filas para impedir que se avance en esta línea. El poder militar se ha erigido como un poder supremo que a nadie rinde cuentas. Su presencia es para atemorizar y someter a la población civil. Se han apoderado de las instituciones de seguridad pública y cuando aplican su plan DN-III-E se erigen como la autoridad máxima que impone su ley marcial para excluir la participación de la ciudadanía. Desechan cualquier iniciativa o propuesta de expertos en salvar vidas para mantener el monopolio de la información, salvaguardando la buena imagen del gobierno.

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos los saludamos y abrazamos, y queremos que sepan que desde aquí también luchamos por ustedes, que nuestras acciones en este tercer año de búsqueda de nuestros hijos y exigencia de justicia nos unirán más con su lucha. Iremos a su encuentro como lo han hecho con nosotros. Estaremos en los lugares donde se atisba la esperanza de que sobre los escombros late la vida de nuestros seres queridos. Así en esta ardua lucha que busca rescatar a nuestros hijos nos uniremos para remover estos escombros que nos hacen sufrir y que nos impiden ver el horizonte con esperanza. En este 26 de septiembre nos fundiremos en un abrazo en medio del dolor para que resplandezca el rostro de las personas que amamos.

*Antropólogo. Director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

La UNAM frente a los sismos


Javier Flores
 
La primera reacción ante los sismos del 7 y el 19 de septiembre provino de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El Servicio Sismológico Nacional, cuya sede se encuentra en el Instituto de Geofísica de esa institución, informó con exactitud a todo el país lo que estaba ocurriendo: el tiempo, el espacio y el origen de los dos movimientos principales, así como de las réplicas que les han seguido. Ante cada nuevo evento en estos días terribles, hemos conocido la ubicación geográfica del epicentro, la profundidad en el subsuelo del foco sísmico y su magnitud: 8.2 en el caso del movimiento originado en el Golfo de Tehuantepec –una de las mayores de la historia reciente de nuestro país– y 7.1 el que tuvo origen entre Puebla y Morelos, que afectó a las entidades del centro de la República, entre ellas la Ciudad de México. Y es que frente a las tragedias, una de las mayores necesidades humanas es conocer con la mayor certeza posible el fenómeno que les dio origen y sus causas.

Los científicos de la UNAM han explicado que el origen de la sismicidad reciente encuentra su explicación en la tectónica de placas. La corteza terrestre se encuentra fragmentada y dividida en grandes segmentos, los cuales expresan desde hace millones de años movilidad. México es un país con gran sismisidad debido a que en nuestro territorio confluyen al sur las placas de Norteamérica, la de Cocos, la del Caribe, la de Riviera y la del Pacífico. Los movimientos recientes son el resultado del desplazamiento (subducción) de la placa de Cocos por debajo de la de Norteamérica. También sabemos por la explicación de los investigadores pertenecientes al Servicio Sismológico con sede en la UNAM, que dirige la doctora Xyoly Pérez Campos, que si bien se sigue estudiando su posible relación, los movimientos del 7 y el 19 de septiembre son fenómenos independientes.

Debo a mi colega y amigo Horacio Salazar, de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia, recordarme que luego del sismo de 1985 investigadores de los institutos de Física y de Ciencias Físicas de la UNAM, entre ellos Jorge Flores y sus colegas en 1987 (en Nature), Víctor Cruz Atienza, del Instituto de Geofísica, y sus colaboradores también en Nature (2011), así como otros grupos de físicos de la máxima casa de estudios, como el encabezado por Alexander Franco Villafañe en Europhysics Letters (2016), entre otros, realizaron estudios que muestran cómo las características del suelo en el Valle de México, por sus orígenes lacustres, amplifican la intensidad y duración de las ondas sísmicas y lo hacen más vulnerable a los movimientos telúricos, lo cual, por otra parte, ha obligado al desarrollo de reglamentos de construcción muy estrictos para la Ciudad de México, en cuya elaboración han participado ingenieros de la UNAM y especialistas egresados de esta institución.

En este sentido, la UNAM realiza también investigaciones en el área de la prevención de riesgos, no solamente en el caso de sismos, sino también de otros fenómenos naturales, lo que ha dado lugar a la elaboración de mapas de riesgos en todo el territorio nacional, algunos de ellos en colaboración con otras instituciones.

Pero quizás uno de los aspectos recientes que más han llamado la atención ha sido cómo los jóvenes se han convertido en protagonistas de uno de los movimientos de solidaridad más importantes en los años recientes. Luego del terremoto de 1985 en el que la sociedad se volcara a brindar ayuda a sus hermanos en desgracia, no se había visto una expresión tan fresca, genuina y de los jóvenes en el país. Una generación a la que poco se ha entendido, vino a demostrar de qué está hecha y sin aspavientos ha dado lo mejor de sí para ayudar a las víctimas de esta tragedia. Los estudiantes de la UNAM no han sido la excepción, por el contrario, han desplegado acciones trascendentes de solidaridad. Han creado un importante y confiable centro de acopio en las inmediaciones del Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, y se han organizado en brigadas que participan en las labores de rescate y de ayuda a los damnificados incluso en los sitios más olvidados por la ayuda oficial.

También la Universidad Nacional Autónoma de México ha desarrollado una importante labor de divulgación a través de la Dirección General de Comunicación que lidera Néstor Martínez Cristo, mediante la difusión de información científica a través de una modalidad muy interesante, en la que se convoca a los medios de comunicación a ruedas de prensa para ponerlos en contacto directo con los investigadores en temas e interés periodístico, con lo que se busca garantizar la transmisión de información confiable a la población acerca de los sismos.

No quiero decir con lo anterior que la institución que encabeza el doctor Enrique Graue sea la única universidad o instancia que ha hecho frente a los recientes acontecimientos que han enlutado a los mexicanos, pero sí se puede afirmar que ha jugado y juega un papel muy relevante en este momento en que se requiere de una respuesta decidida en favor de México. A todos los universitarios y a los mexicanos nos llena de orgullo.